Postales

¿Qué inventará ahora?

Sánchez es incapaz de negociar no ya con sus rivales, sino con sus comilitones

José María Carrascal
Actualizado:

¿Empieza a desbarrar -«discutir fuera de la razón» (DRAE)- Pedro Sánchez? Aventuro tan osado pregunta ante su dramática confesión de que no dormiría si viese un vicepresidente y tres ministros de Podemos en su gobierno. Falso por tres razones: porque fue él quien lo propuso a Iglesias, que, afortunadamente, no lo aceptó. Porque incluye al 95% de los españoles entre los desvelados, cuando el porcentaje de los que votan a Iglesias superan holgadamente esa cifra y, por último, porque tengo entendido que, al mudarse a La Moncloa, cambió los colchones, supongo para facilitar su sueño. ¿Cuál fue, entonces, la causa de tal confesión, que ningún político en su sano juicio haría? La hipótesis más socorrida es que intenta hacer olvidar

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal