El ángulo oscuro

Hombres de paz y hombres de Estado

Josu Ternera, nuestro Bin Laden con chapela, se quedó durante lustros viajando en Interraíl

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

Se nos ha ido Rubalcaba, un «hombre de Estado», pero nos ha venido Josu Ternera, un «hombre de paz». Así, los medios de adoctrinamiento de masas nos mantienen entretenidos, mientras contemplamos embobados el trasiego de entradas y salidas, como antaño nuestros antepasados contemplaban los autos sacramentales. Aquellos autos se representaban para que no flaqueara la fe de los españoles del Siglo de Oro en la eucaristía; y este trasiego se representa para que los españoles de este Siglo de la Purrela perseveren en su fe en la democracia, fábrica de hombres eminentes.

Josu Ternera es nuestro Osama bin Laden, un Bin Laden que hubiese sustituido el turbante por la chapela y las Torres Gemelas, que estaban infestadas de ejecutivos añosos,

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada