Gibraltar era y es una colonia

Los británicos deberán acostumbrarse al hecho de que, a partir de ahora, la posición española -jurídicamente impecable desde el punto de vista histórico y diplomático- será defendida por toda la UE

Actualizado:

Desde la misma apertura de las negociaciones sobre la retirada del Reino Unido de la UE, España logró imponer el criterio de que ningún acuerdo sería posible sin su visto bueno sobre Gibraltar. Hasta ahora, Londres ha mantenido una actitud constructiva sobre las relaciones futuras entre dos países que comparten infinidad de intereses, pero también intentó colar de rondón un artículo en el Tratado de Retirada para aguar este principio. Una vez sustanciado el Brexit, las instituciones comunitarias dejarán de sentirse obligadas a mantener una cierta neutralidad en la disputa sobre este territorio -como ha sido el caso mientras los dos países eran miembros- para sostener firmemente la posición de España, que es el país que se queda y que