Fichte y la educación

El nuevo plan carece de una idea de lo que debe ser la educación

Pedro García Cuartango
Actualizado:

Como suele suceder cuando cambia el Gobierno, hemos conocido hace poco un nuevo plan para reformar la educación. En concreto, para deshacer la llamada Lomce de Wert, que a su vez enmendaba la plana a la ley anterior de Zapatero. He leído que desde la Transición ha habido siete leyes básicas de educación.

Las rectificaciones que propone ahora el Ejecutivo no me parecen en general acertadas, aunque sí estoy de acuerdo en que la religión no sea una asignatura que se compute en el currículum y que haya una enseñanza obligatoria de una ética ciudadana si se evita el sesgo partidista.

Echo en falta en las propuestas del Gobierno dos cuestiones que, a mi juicio, deben ser el pilar de

Pedro García CuartangoPedro García CuartangoArticulista de OpiniónPedro García Cuartango