Tribuna abierta

La democracia excluyente

«Hay una mayoría de ciudadanos que creen en una democracia inclusiva y plural. Entiendo que es un momento difícil: los extremos tiran con fuerza y exigen alineamiento. PP, PSOE y Cs deberían buscar puntos en común»

Beatriz Becerra
Actualizado:

La tentación de excluir a partidos y votantes siempre ha existido en democracia. En abstracto, se asume que el pluralismo es un valor esencial del orden político y la convivencia uno de sus objetivos irrenunciables. Existe la posibilidad de ilegalizar partidos, pero bajo condiciones muy estrictas. Pero luego llega la competición electoral. En un mundo ideal, el debate público sería una honesta discusión sobre hechos y programas. En la práctica, pocos evitan la tentación de caricaturizar o incluso difamar al rival. Lo peor sucede cuando se le niega la legitimidad para participar en el juego político y su contacto se considera contaminante.

Sostengo que la democracia tiene derecho a defenderse a sí misma. La ilegalización de partidos que apoyan al

Beatriz BecerraBeatriz Becerra