Torra, a juicio por los lazos

Es tan cursi

Salvador Sostres
Actualizado:

El independentismo puesto ante su responsabilidad -y ante su espejo- da la medida exacta de la democracia española, seria, garantista y consolidada, y también de la profunda degradación de la sociedad catalana, que no sólo vuelve a tropezar una y otra vez en su «todo o nada» enloquecido e innecesario contra el Estado, sino que se humilla a sí misma en el simulacro y en la payasada.

A quien más tendría que ofender el circo de los lazos de Quim Torra es a cualquier independentista que se tomara un poco en serio su causa. Es tan cursi, tan absurdo y tan fraudulento jugar a hacer el patriota con las pancartas, que la propia tontería contiene la condena y la derrota.

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres