Tiempo recobrado

Cita en la línea 14

Esta historia no va de sexo. Va del aislamiento de las personas que viven solas en las ciudades

Pedro García Cuartango
Actualizado:

Había salido el pasado sábado a andar por Madrid. Estaba cansado y empezaba a hacer calor. Eran casi las doce y media. Tenía ganas de volver a casa. Encaminé mis pasos a la parada de autobús de la línea 14 en el paseo de la Castellana, enfrente de Nuevos Ministerios. Había una mujer de unos 60 años sentada bajo la marquesina. Llevaba una cesta de junco y vestía una falda floreada hasta los tobillos. Estaba hablando por teléfono.

Ocupé el espacio libre en el banco de la parada, apenas a un metro de la señora a la que no podía ver la cara en ese momento porque una larga melena rubia tapaba su rostro. No pude evitar escuchar la conversación

Pedro García CuartangoPedro García CuartangoArticulista de OpiniónPedro García Cuartango