Chiquilladas

Gobernar hoy en España es llorar. Aunque más lloran los que no gobiernan

José María Carrascal
Actualizado:

Estamos en plena Segunda Transición sin darnos cuenta. Y no nos damos cuenta porque esta Segunda Transición fracasó antes incluso de tener lugar, debido al gatillazo de sus líderes. Los nuevos partidos, o más exactamente, los nuevos líderes que iban a eliminar los errores de la Transición original -desde la corrupción a los problemas territoriales- están demostrando ser más infantiles, más incapaces que los que pilotaron la primera. La razón es bien simple: lo han tenido mucho más fácil, no tuvieron que apechugar con dilemas tan peliagudos como desmontar una dictadura y crear un régimen de partidos, algunos prohibidos anteriormente, bajo la mirada suspicaz del Ejército, la oposición del franquismo sin Franco, las prisas de los perdedores de la guerra

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal