Carmena a la guardería

Si Sánchez, el doctor fake, el socialista fake, el fake amigo de Rubalcaba es el futuro, ¡qué suerte ser ya cosa del pasado!

Gabriel Albiac
Actualizado:

Reivindica Sloterdijk, en su ensayo En el mismo barco, el tópico de Bismarck: la política como arte de lo posible. Porque pedir lo imposible es lo propio de los niños. La política es arte de adultos. No de Carmena. Adulto, Pedro Sánchez lo es. Adulto y deleznable: o sea, político. Que el más deleznable de esa especie triunfe, debería movernos a reflexión. Da un fiel retrato terminal de la política hoy. Y advierte de un crepúsculo de la democracia. De su extinción, tal vez.

Digo que es el más deleznable. No el más lerdo. Comparado con Zapatero, Sánchez sería candidato al Nobel. Deleznable -RAE: «inconsistente»-, en la medida en que Sánchez carece de entidad alguna. Y aun de identidad. Es

Gabriel AlbiacGabriel AlbiacArticulista de OpiniónGabriel Albiac