La Tercera

Alfredo

«En esta hora de la despedida uno no puede dejar de preguntarsesobre la larga entrega del amigo a la vida política, sabiendo como séque estos trajines en la cosa pública traen consigo más penas y desprecios que alegrías y agradecimientos, pero Alfredo había dejado atrás esa larga aventura para volver a la enseñanza y a los alumnos, un oficio másgrato y más agradecido»

Joaquín Leguina
Actualizado:

Partimos cuando nacemos

andamos mientras vivimos,

y llegamos

al tiempo que fenecemos;

así que cuando morimos

descansamos.

(Jorge Manrique. Coplas a la muerte de su padre)

Alfredo Pérez Rubalcaba solía decir que los españoles tratamos muy bien a los muertos pero no a los vivos, y no quisiera que mis palabras de ahora sirvieran para ratificar esa sentencia. Le quise y le admiré en vida y me creo en la obligación de decirlo en esta amarga hora de su muerte.

Tengo para mí que Alfredo tuvo una virtud sobre todas las demás, que no fueron pocas, y esa fue la de practicar la amistad, virtud en