Alerta roja: no pasa nada

«Pensamos lo que pensamos; nos definimos como creemos que conviene, pero creemos lo que creemos. Hacemos como que opinamos. Reventadores de encuestas, mentimos mejor que nunca -el voto es nuestro misterio-, no hablamos de nuestros asuntos con cualquiera, ni hacemos caso a cualquiera, por alto que tenga el despacho, o el estrado, por afilado que tenga el lápiz»

Rodrigo Cortés
Actualizado:

Casi nunca, pase lo que pase, pasa lo que se dice que pasa. Según leo en los periódicos, de papel o luz, y escucho en las radios (de la tele me bajé a golpe de asombro sin causar, que se sepa, daño al medio), el mundo va a explotar. Dice la diestra que es por la siniestra, y al revés, dice el centro que es a pesar del centro, salvo que todos se dicen de allí, o a cinco minutos, y nadie acierta a saber qué escora a cada cual, una vez demostrado que no son las ideas. Los maoístas -según leo- han llegado para quedarse, para madrugarnos la cuenta (como si no hubiera instancias respetables que se encargaran ya

Rodrigo CortésRodrigo CortésColaboradorRodrigo Cortés