Bertín Osborne y María Teresa Campos en 'Mi casa es la vuestra'
Bertín Osborne y María Teresa Campos en 'Mi casa es la vuestra' - MEDIASET
TELEVISIÓN

La tremenda confesión de Bertín Osborne a María Teresa: «Mi hijo murió en mis brazos»

Emotivo y divertido último programa de la temporada con el futbolista portuense Joaquín como gran protagonista

Actualizado:

El último capítulo de la temporada de ‘Mi casa es la vuestra’ estuvo lleno de emociones fuertes y de momentos divertidos. El invitado estrella fue el futbolista del Real Betis Balompié Joaquín Sánchez, aunque el momento más potente del programa lo protagonizaron Bertín Osborne y María Teresa Campos.

En una conversación en la que se cambiaron las tornas, María Teresa pasó a ser la entrevistadora y Bertín el entrevistado y la veterana periodista le sacó un par de confesiones de lo más emocionantes al presentador. En primer lugar, recordando el fallecimiento de su madre: «Que se te muera una madre es algo horrible… Para eso no estás preparado nunca. Pienso en ella constantemente».

Posteriormente, habló del momento más duro que ha vivido en su vida, la muerte de su hijo: «Se me murió en los brazos y es una cosa que para mí se queda».

Para terminar el repaso a los momentos más complicados de su vida, Bertín habló de Quique, uno de los hijos que tiene junto a su actual pareja Fabiola, que padece una enfermedad y del que asegura que es un regalo de la vida:

«Si no podemos sacarlo adelante al 100%, porque es algo difícil, al menos que mejoren todos esos niños. Es nuestra obligación moral, ayudar a otros que hagan lo mismo y por eso creamos la Fundación. Quique nos ha unido en nuestro matrimonio».

El show de Joaquín

El futbolista portuense del Real Betis Balompié Joaquín Sánchez mantuvo una divertida charla con Bertín Osborne en la que contó varias anécdotas de su vida profesional.

La más divertida tuvo como protagonista a Luis Aragonés, en la época en la que el ya fallecido entrenador estaba al frente de la Selección Española de fútbol. Joaquín contó que Luis veraneaba en Vistahermosa y que, como sabía que él era de El Puerto, cada vez que acudía a una convocatoria le preguntaba por el bar de su padre.

En una ocasión, tras un entrenamiento, Luis había ordenado que los jugadores debían recoger y marcharse y el por entonces joven jugador (tendría unos 20 ó 21 años) les dijo a sus compañeros en tono de broma que se iba a ir su madre.

Joaquín creía que Luis no le había escuchado, pero nada más lejos de la realidad. El 'Sabio de Hortaleza' se abalanzó rápidamente sobre él y le dijo agarrándole que se fueran a un cuarto a resolver el problema entre los dos. Luego le dijo que era broma. Joaquín reconoció que todos se rieron cuando el entrenador se marchó, pero que si llega a haber estado solo se habría hinchado a llorar.