Inma y Pedro, durante su boda.
Inma y Pedro, durante su boda. - MEDIASET
TELEVISIÓN

La separación de la gaditana Inma y el cabrero Pedro de 'GH 4' revoluciona las redes

Aunque el anuncio de su ruptura se hizo público hace unos días, la mediática pareja llevaba ya varios meses sin convivir bajo el mismo techo

Actualizado:

El amor está de luto. Una de las parejas más consistentes que ha dado la televisión española en los últimos tiempos se ha separado. La gaditana Inma González y el maño Pedro Oliva se conocieron en 'Gran Hermano 4' en 2002, se casaron en 2004, tuvieron a su única hija (Paola) en 2006 y ahora se han separado.

Kiko Hernández, amigo de Pedro, ha comentado que el motivo de la ruptura ha sido el desgaste de la relación. Que los problemas comenzaron hace un par de años y que han seguido viviendo juntos en Zaragoza por su hija, pero que en cuanto finalice el curso escolar Pedro se marchará del domicilio familiar para ir a vivir con su madre.

La de Inma y Pedro fue una de las historias de amor más potentes de la historia de 'Gran Hermano'. Pese a que la gaditana inició su andadura en Guadalix de la Sierra colada por el argentino Matías, acabó el concurso enamorada de Pedro. Muchos acusaron a la natural de Benalup de irse con el cabrero (esa era su profesión) por haber ganado el concurso y el premio de 300.000 euros, pero el tiempo les ha quitado la razón a esos críticos.

La por entonces feliz pareja se casó en 2004 en Benalup-Casas Viejas y entre los invitados estuvieron varios concursantes de 'GH' y hasta la presentadora Mercedes Milá. También acudió Humberto Janeiro, con el que Inma mantiene una bonita amistad desde que tuvo un 'affaire' con Jesulín de Ubrique.

La boda se celebró pese a que a la concursante gaditana le habían detectado cuatro meses antes un cáncer de tiroides. Inma se planteó anular el enlace, pero finalmente se produjo, ella superó la enfermedad y continuaron su relación hasta ahora.

Fue Kiko Hernández, en 'Sálvame', el que dio la noticia de la separación de una de las parejas más estables de la televisión. Al parecer, se encontraban juntos cuando el presentador les llamó para confirmar la noticia. Ellos no negaron la información, le contaron que iban a separase y que siguen profesándose pese a todo respeto y amor.

Al parecer, Inma mantiene en estos momentos una relación con una tercera persona. Aunque siguen viviendo juntos ella y Pedro, la relación se rompió hace 18 meses y la gaditana inició otra hace nueve.

Ruptura atípica, de buen rollo, muy diferente a la que solemos encontrarnos en la televisión últimamente. Buena noticia para su hija y para ellos. Que siga ese buen rollo.