Juana entró en directo en 'Ya es mediodía'
Juana entró en directo en 'Ya es mediodía' - MEDIASET
TELEVISIÓN

La madre de la chica fallecida tras la operación de estética: «Aún no me han dado explicaciones»

La gaditana Sandra murió en el Hospital de La Salud de Cádiz tras pasar 8 horas en el quirófano para someterse a un reafirmamiento mamario y a una abdominoplastia

Actualizado:

Juana, la madre de Sandra, la chica de 33 años fallecida en la Clínica de la Salud en Cádiz debido a un paro cardiaco tras someterse a una operación de cirugía estética, habló con los compañeros de ‘Ya es mediodía’ en Telecinco para contar su versión de los hechos.

«El cirujano a mí me dijo que la operación había salido perfecta. Subieron a mi hija a la habitación y ya venía con el oxígeno y diciendo que no podía respirar y que tenía mucho sueño. Luego me dijeron que había fallecido y a día de hoy todavía no me han dado ninguna explicación».

Fue preguntada por si Sandra había acudido con miedo a la operación, algo que negó rotundamente: «No tenía miedo de la operación. Ella iba con ilusión porque se iba a hacer lo que quería. Era una chica coqueta que no se sentía a gusto con sus pechos y se los quería poner como millares de criaturas que lo hacen».

«¿Usted como madre qué sintió, Juana?», le preguntó directamente la presentadora del espacio de Mediaset.

«Esto ya no tiene reparo, me han quitado un pedacito de mí, estoy no tiene reparo, yo tenía tres hijos y me he quedado con dos. Esto no se puede reemplazar como si fuera un mueble. Esto ya no tiene solución. A mí me han quitado a mi hija y a mis nietos le han quitado a su madre. Esto ya no tiene reparo».

Juana lamentaba profundamente que nadie del hospital hablara con ellos tras el fallecimiento de su hija:

«El hospital no ha hablado con nosotros. El hospital aquella noche se quedó solo, allí no dio la cara nadie. El pésame nos lo han dado por la prensa y eso no nos vale para nada».

Pedía humanidad a la Clínica la Salud, algo que, según ella, no han tenido: «Yo no entiendo de protocolos. Yo entiendo de humanidad, de personas, de corazón, y esa clínica para mí no la ha tenido. A mí no me vale que me pongan un pésame en la prensa. Mire usted, sea más digno y dé la cara. Es una clínica como las máquinas, de hacer dinero. No son humanos».