Hugo, durante un programa de 'Supervivientes'.
Hugo, durante un programa de 'Supervivientes'. - Telecinco

Hugo podría tener los días contados en Supervivientes

El portuense está nominado junto con Logan y al Maestro Joao para salir de la Isla este jueves

Actualizado:

Cada vez quedan menos concursantes en ‘Supervivientes’ y el representante gaditano, Hugo Paz, está nominado junto con Logan y Joao y es un claro aspirante a ser uno de los próximos expulsados de la Isla, ya que en la última expulsión del concurso serán dos los que tendrán que volver a Madrid. No le favorece haber llegado el último (la audiencia valora a los que llevan en el programa desde el inicio), ni los rivales.

Logan, el todoterreno, es uno de los máximos favoritos para alzarse con el triunfo final. El ‘Maestro’ Joao, por su parte, también es muy querido por gran parte de la audiencia y ya se ha salvado de la quema en varias ocasiones. Aun así, mientras hay vida, hay esperanza, y Hugo está viviendo con mucha intensidad estos días intentando apurar sus opciones de meterse en la gran final de ‘Supervivientes’.

En estos momentos, parece que la audiencia ya ha elegido a uno los eliminados, ya que Jorge Javier Vázquez enseñó en la gala del domingo los porcentajes de las votaciones y había dos luchando por salvarse con cifras cercanas al cuarenta por ciento de los votos y otro, el descolgado, con menos del veinte.

El último encuentro entre Hugo y Sofía

Hugo, en un momento de la prueba de 'Supervivientes'.
Hugo, en un momento de la prueba de 'Supervivientes'. - Telecinco

La llegada a la Isla de Hugo supuso un terremoto en el programa, ya que el portuense es el exnovio de Sofía, una de las concursantes más activas de la presente edición de ‘Supervivientes’.

Desde su aterrizaje, no han parado de tener enfrentamientos de todo tipo, relacionados con su anterior etapa juntos, aunque en las últimas semanas las aguas se han calmado y, aunque su relación no es en absoluto buena, sí es soportable.

En el último programa emitido, los concursantes (con mucha hambre) lucharon entre sí por conseguir recompensas en forma de comida, algunas mejores que otras. Para obtener las más suculentas debían convencer a sus compañeros para que eligiesen la caja que contenía lo menos rico: podían decir la verdad, podían mentir, despistar o lo que quisieran.

Hugo: «¡Cuánto tiempo sin tener una cita con Sofía!»

Hugo, en su primer enfrentamiento, luchaba con Sergio por un bocadillo de jamón o unos bordes de pan. El gaditano casi lloró de alegría al conseguir engañar a su contrincante y poder llevarse el bocata de jamón serrano.

La última ronda la protagonizaron Hugo y Sofía. En juego, tres filetes de carne o un tomate cherry con queso. Cuando parecía que el portuense tenía en su mano llevarse la carne, se le escapó una sonrisa y acabó perdiéndolo.