Javier Cansado y Esther Arroyo en 'Ilustres Ignorantes'.
Javier Cansado y Esther Arroyo en 'Ilustres Ignorantes'. - Youtube

Esther Arroyo tira de arte gaditano en 'Ilustres Ignorantes'

La actriz y presentadora se rio de sí misma en el show de Movistar +, donde llegó a hablar de la playa y de Simago

Actualizado:

Esther Arroyo participó como invitada en el programa de humor ‘Ilustres Ignorantes’. Se trata de un exitoso show que se emite en #O, que presenta Javier Coronas y en el que Javier Cansado y Pepe Colubi, junto con dos famosos, hablan sobre algún tema elegido previamente en tono de comedia.

Tras la presentación del tema y de una primera intervención maravillosa de Javier Cansado en la que habló de su infancia, Javier Coronas le preguntó a Esther Arroyo sobre los centros comerciales, el tema central del programa de anoche. La gaditana respondió con mucho arte, riéndose incluso de sí misma:

«No puedo soportar los centros comerciales, no me han gustado nunca, pero encima ahora, no sé si sabes, pero estoy medio coja y desde entonces de lo único que me entran ganas es de ponerme patines, fíjate tú que contradicción tan grande, pero solamente de pensar en el recorrido que hay que hacer en un centro comercial me siento como un conejito de indias. No me gustan los centros comerciales, ni por dentro ni por fuera».

Tras esta declaración de odio hacia los centros comerciales, Cansado le hizo una recomendación a Arroyo: «No sé si conoces un sitio que se llama Ikea, pero no vayas».

«De pequeña mi centro comercial era la playa y el único centro comercial que había era Simago»

La acrtiz y presentadora tiró de su infancia para seguir argumentando contra los centros comerciales hablando de un mítico local de Cádiz: «De pequeña mi centro comercial era la playa y el único centro comercial que había era Simago, yo allí entraba para comprar palomitas porque no había otra cosa y me hacía mucha gracia que siempre hubiera la misma oferta: por la compra de un pollo le regalamos una docena de huevos, compre en Simago».

También tiró de una experiencia vacacional para contar otra anécdota graciosa sobre centros comerciales: «Una vez, creo que fue en Malasia, me encontré a una señora en el cuarto de baño de un centro comercial lavando y tendiendo».