Bertín Osborne acudió al 'Deluxe'.
Bertín Osborne acudió al 'Deluxe'. - MEDIASET
TELEVISIÓN

El drama de Bertín Osborne, contado en primera persona

El artista y presentador habló en Mediaset del estado de salud de su hijo y de la forma en que la familia lleva su enfermedad

Actualizado:

No es la primera vez que vemos a Bertín Osborne mostrar sus sentimientos delante de una cámara. El cantante y presentador habló desde el corazón en ‘Sábado Deluxe’ de la reciente operación a la que ha tenido que ser sometido su hijo Kike.

El pequeño, que nació con parálisis cerebral y que ha hecho que tanto Bertín como su mujer se estén volcado para darle la mayor calidad de vida posible, fue intervenido de la rotura de los dos fémures.

Comenzó la charla con Jorge Javier Vázquez y sus colaboradores alabando a la película ‘Campeones’ recientemente ganadora del Goya a mejor película.

Bertín Osborne, en el 'Deluxe'.
Bertín Osborne, en el 'Deluxe'. - MEDIASET

«Me ha emocionado muchísimo la película ‘Campeones’, me parece una idea maravillosa haberla hecho para hacerles visibles, para que la gente los trate como iguales, porque son iguales a nosotros y en muchos casos mejores».

Contó el trance por el que ha tenido que pasar su hijo Kike, que tras ser sometido a una complicada operación para mejorar su movilidad, tuvo que volver a ser intervenido, en este caso de sus dos fémures:

«Él nunca se queja y, de repente, empezó a chillar. Fabiola comenzó a darle un masaje en la pierna pensando que era un calambre. Él tiene osteoporosis en los huesos de las piernas por no usarlas y ahora se lo están intentado curar. Lo que ocurre es que los músculos se agarrotaron y con la tensión rompieron el fémur. UVI y operación del fémur tras varios días. Cuando se estaba recuperando en el hospital de la operación, se le rompió el otro fémur y otra vez al quirófano».

Bertín fue preguntado por cómo encaja los contratiempos: «Yo los encajo bien, yo siempre con optimismo, soy optimista por naturaleza, algo que me enseñó mi madre. Ella me dijo que le buscara el lado positivo hasta a las malas noticias y es lo que hago».

«Con Kike nos pasa que el médico nos dice que puede haber una posibilidad remota tras una operación de que le pase algo y ese algo siempre le pasa, y eso hace que tengamos un callo hecho», continuó explicando el cantante de rancheras.

Emocionado, reconoció lo mal que lo está pasando su hijo estas últimas semanas: «Él es un angelito, de verdad te lo digo, siempre está sonriendo y de buen humor, si no le duele algo y está hecho polvo. Ahora lleva en la cama cinco meses desde la primera operación. Desde hace un par de semanas lo levantamos y lo sacamos fuera a pasearle porque a él le gusta el campo».