El comportamiento de Sofía Suescún está dando mucho de qué hablar.
El comportamiento de Sofía Suescún está dando mucho de qué hablar. - MEDIASET
TELEVISIÓN

La bochornosa huída de Kiko y Sofía Suescun en Marbella

El Programa del Verano ha sacado a la luz lo que sucedió entre la pareja y la policía en la Costa del Sol

Actualizado:

Hace unos días se daba a conocer la noticia de que Sofía Suescun y Kiko Jiménez, la pareja televisiva de moda, había tenido problemas con la policía de Marbella. Ayer, 'El Programa del Verano' que presenta Joaquín Prats, desveló lo que les sucedió.

Sabíamos que Kiko había pasado la noche en un calabozo, pero desconocíamos el motivo de su detención.

La noche del 3 de agosto Sofía y Kiko se encontraban de fiesta por Marbella y decidieron pasarse con un amigo por el festival Starlite en coche. Cuando se acercaban, fueron detenidos por la policía, que les prohibió el paso (como al resto de vehículos) debido a un problema en un carril.

Entonces llegó el bochorno. Lo que nos hace pensar si determinados personajes deberían seguir apareciendo en los medios.

Kiko Jiménez, un producto más de la factoría de músculos 'MYHYV', se encaró con un policía y le exigió que les dejase pasar con el siguiente argumento: «Soy un personaje público, soy íntimo amigo de la dueña de Starlite y voy a entrar por aquí».

En ese momento, los agentes le pideron la documentación y el vehículo, que no iba conducido ni por Kiko ni por Sofía, se dio a la fuga. Fue interceptado a un kilómetro y medio de distencia con una Suescun totalmente desfasada: «Soy famosa! ¡Soy famosa! Mañana se va a enterar toda España en Telecinco de la mierda de Policía que tiene Marbella».

Sofía no llevaba el DNI encima y los agentes decidieron llevársela. En ese momento, Kiko comenzó a grabarles con el móvil y a amenazarles de una manera cuanto menos curiosa: «Soy una celebrity. Tengo muchos seguidores y os estoy grabando en directo para Instagram».

La dantesca escena acabó con Kiko pasando la noche en el calabozo.

Lo peor es que estos dos elementos seguro que acaban monetizando en algún programa el bochornoso espectáculo que protagonizaron en Marbella.