Las protagonistas de 'Big Little Lies' son mujeres de armas tomar.

5 mujeres luchadoras alumbran los Globos de Oro

Nicole Kidman y Jane Champman en ‘Big Little Lies’, Jessica Biel en ‘The Sinner’, Elizabeth Moss en ‘The Handmaid’s Tale’ y Claire Foy en ‘The Crown’ no se rinden

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

12345
  1. Celeste Wright (Nicole Kidman) en ‘Big Little Lies’

    Nicole Kidman y Alexander Skarsgard en 'Big Little Lies'.
    Nicole Kidman y Alexander Skarsgard en 'Big Little Lies'.

    Nicole Kidman se llevó el Emmy por su papel de Celeste Wright en la maravillosa ‘Big Little Lies’ y es la gran favorita para repetir el galardón de mejor actriz en una miniserie en los Globos de Oro.

    Celeste vive aparentemente una idílica vida junto a su joven y atractivo esposo Perry (Alexander Skarsgard) y sus dos preciosos hijos. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en la casa de los Wright, ya que el tal Perry, que de puertas para fuera es todo un caballero, en casa es un diablo que golpea violentamente a su esposa cada vez que se le antoja.

    La serie muestra su papel de padrazo, a la vez que de maltratador. Su magistral sentido del humor, su violencia desmedida y su arrepentimiento. Celeste, pese a ser una mujer fuerte e inteligente (es abogada, aunque no ejerce porque él no la deja), no es capaz de salir del pozo en el que se encuentra. Se culpa a sí misma de lo que ocurre, de la violencia que ejerce su marido sobre ella. Y, claro, su comprensión hace que las palizas no paren.

    Es otra mujer, concretamente una psicóloga, la que le hace darse cuenta de que ella no tiene culpa de nada. Que ella, y no él, es la única víctima.

  2. Cora Tannetti (Jessica Biel) en ‘The Sinner’

    Jessica Biel es Cora Tannetti en 'The Sinner'.
    Jessica Biel es Cora Tannetti en 'The Sinner'.

    Jessica Biel se ha destapado como una actriz extraordinaria gracias a su papel de Cora Tannetti en la escalofriante ‘The Sinner’. Fruto de ese trabajo ha conseguido una merecida nominación a mejor actriz de una miniserie en los Globos de Oro.

    En el primer capítulo de ‘The Sinner’ Cora Tannetti asesina a un desconocido en la playa. Se levanta de la toalla en la que se encuentra con su marido y su hijo y apuñala a un chaval que en ese momento está tonteando con su novia. Nadie, ni siquiera ella, sabe por qué lo ha hecho.

    Poco a poco, conforme se desarrolla la miniserie, vamos descubriendo que Cora tuvo una infancia y una juventud horribles, marcadas por una madre muy religiosa que la culpaba de que su hermana pequeña hubiese nacido enferma.

    Pero, más allá de eso, Cora no logra recordar con exactitud qué le pasó durante dos meses de su vida. Esos dos meses son la clave para entender su reacción violenta con el chico de la playa. Con la ayuda de un detective Cora descubrirá como varios hombres arruinaron su vida en esos 60 días.

  3. Jane Champman (Shailene Woodley) en ‘Big Little Lies’

    Shailene Woodley es Jane Champman en 'Big Little Lies'.
    Shailene Woodley es Jane Champman en 'Big Little Lies'.

    Shailene Woodley es otra de las nominadas en los Globos de Oro por ‘Big Little Lies’, aunque en su categoría, la de mejor actriz secundaria en una miniserie, tendrá complicado superar a Laura Dern.

    Woodley da vida en ‘Big Little Lies’ a Jane Champman, la nueva en el pueblo, que se hace inseparable de los personajes interpretados por Reese Witherspoon y Nicole Kidman. La pobre Jane vive con el tormento de saber que su hijo es fruto de una violación.

    Desde que fue atacada (su hijo tiene en la serie seis años) jamás ha hablado con nadie del suceso, y eso la hace infeliz e incapaz de mantener ningún tipo de relación con ningún hombre.

    Con sus nuevas amigas logra abrirse y poco a poco ir mejorando. Sin embargo, su hijo es acusado de maltratar a una niña en el colegio y ella teme que sea verdad por culpa de los genes heredados de su padre maltratador. Aun así, Champman lucha para demostrar la inocencia de su hijo y por recuperar su vida pese al trauma sufrido.

  4. June Osborne (Elizabeth Moss) en ‘The Handmaid’s Tale’

    Elizabeth Moss es June en 'The Handmaid's Tale'.
    Elizabeth Moss es June en 'The Handmaid's Tale'.

    Elizabeth Moss está nominada a mejor actriz de una serie dramática por su papel protagonista en ‘The Handmaid’s Tale’. Ya ganó el Emmy y es favorita para conseguir el doblete en los Globos de Oro.

    ‘The Handmaid’s Tale’ sitúa su acción en la ficticia República de Gilead, un país ultraconservador en el que las mujeres no tienen ningún tipo de autoridad ni poder. Casi todas las féminas del país son estériles, así que, con el objetivo de aumentar la natalidad, las pocas mujeres fértiles que quedan son esclavizadas y obligadas a engendrar hijos de los hombres poderosos y ricos del estado.

    Elizabeth Moss interpreta a June, una de esas criadas que deben obedecer a sus amos. Ha dejado de ser persona para convertirse en una posesión. De hecho, su nombre pasa de June a Offred, del inglés “of Fred” (de Fred, por Fred Waterford, el militar al que sirve).

    Estas criadas, que han sido apartadas de sus familias, comenzarán a rebelarse para volver a encontrar su libertad. June, que en el inicio de la serie es separada de su hija, no deja de luchar por reencontrarse con ella.

  5. Reina Isabel II (Claire Foy) en ‘The Crown’

    Claire Foy es Isabel II en 'The Crown'.
    Claire Foy es Isabel II en 'The Crown'.

    Claire Foy está nominada a mejor actriz dramática por su papel la reina Isabel II en la serie de Netflix ‘The Crown’.

    La serie cuenta cómo la reina Isabel II sube al trono del Reino Unido tras la prematura muerte de su padre, el rey Jorge VI. Muestra a Isabel como una chica joven e insegura, que poco a poco va aprendiendo el oficio de reinar el país con una tradición real y parlamentaria más antiguo del mundo.

    Lo que llama poderosamente la atención, por encima de otras particularidades, es la relación entre Isabel y su marido, Felipe. Pese a ser ella la Reina, él, por ser el hombre de la relación, no se conforma con estar en la sombra. Sale por las noches cada vez que quiere y protesta por todo. En ese sentido la serie muestra una realidad de las monarquías europeas: su anacronismo.

    Isabel es la reina de Gran Bretaña y es poderosa ante todos, menos ante su marido, que hace absolutamente lo que le da la gana.