Cádiz se convierte en una ola de color rosa contra el olvido

Una marcha de decenas de personas recorrió el centro de Cádiz desde la Catedral hasta La Caleta

CádizActualizado:

La Asociación Gaditana de Mujeres con Cáncer de Mama (Agamama) llenó ayer el centro de Cádiz de un color reivindicativo para recordar a las afectadas por el cáncer de mama y reclamar más atención e investigación. El método para conseguir esta mirada colectiva fue la I Marcha Rosa, convocada durante la tarde de ayer desde la plaza de la Catedral hasta La Caleta, con el objetivo de que «la sociedad se una a su problemática».

No se trató de «una carrera para llegar lo antes posible a la meta, sino una travesía que vista de rosa la ciudad mostrando que unidas, somos capaces de todo», afirmaban desde la Asociación. Y así lo consiguieron decenas de personas ataviadas de rosa y pertrechadas con bastones de marcha para realizar el recorrido. En esta ocasión, además de mujeres, hombres, niños y niñas, estaban invitadas mascotas, que también aparecieron con algún elemento de color rosa.

La I Marcha Rosa al Atardecer comenzó con una cita deportiva: un taller de marcha nórdica impartido por profesionales de la Asociación VidaOn en la Plaza de la Catedral. Con esta propuesta, la entidad convocante Agamama trata de difundir esta actividad –que consiste en caminar de forma rítmica y a una velocidad algo más elevada de lo normal– porque contribuye a la recuperación física y psicológica de las mujeres afectadas por cáncer de mama y otras enfermedades.

Una vez finalizó el taller, sobre las 18 horas, la marea rosa subió por la calle San Juan de Dios para alcanzar el Campo del Sur y poner rumbo a La Caleta, donde todos los asistentes asistieron la puesta de sol mientras los más pequeños protagonizaban la suelta de globos.