Piden que se reconozcan una serie de derechos para la naturaleza
Piden que se reconozcan una serie de derechos para la naturaleza - ABC

Piden que se reconozcan una serie de derechos para la naturaleza

Las leyes ambientales por sí solas no han sido capaces de revertir la tendencia actual de la crisis de biodiversidad, denuncian los científicos

Actualizado:

Los investigadores José Vicente López-Bao ( Universidad de Oviedo), Guillaume Chapron y Yaffa Epstein (profesores en distintas universidades de Suecia) defienden que «reconocer los derechos de la naturaleza podría contribuir a mejorar la protección de los sistemas naturales». Así lo han manifestado en un artículo publicado recientemente en la revista Science.

«Reconocer estos derechos, como los derechos fundamentales de la existencia o el cumplimiento de las funciones ecológicas, puede ofrecer una mayor protección ambiental, ya que esos derechos básicos no podrían ser eliminados», explica López-Bao. «Existen propuestas interesantes relacionadas con el reconocimiento de los derechos de propiedad de las especies con respecto a sus hábitats», señala el experto.

«Es interesante observar cómo se han otorgado derechos a entidades no humanas como corporaciones o estados, e incluso se está discutiendo actualmente sobre la personalidad jurídica de los robots, mientras que el debate sobre los derechos de la naturaleza aparece en un segundo plano», destacan los firmantes del artículo.

Los defensores de la mencionada propuesta sostienen que la destrucción de la naturaleza constituye un «error moral» que debe ser detenido.

Los autores indican, también, que convendría centrarse en los derechos de las comunidades naturales, los ecosistemas u otras entidades naturales «que están vivas o sustentan la vida», como las montañas o los ríos. En 2018, citan como ejemplo, se reconoció la personalidad jurídica del reino animal en la India.

Sin embargo, su trabajo sostiene, del mismo modo, que, «no está inmediatamente claro cómo se definirán tales derechos». Y aluden al caso concreto de «a qué tipo o calidad de restauración ambiental podrían tener derecho tales entidades naturales». Tanto los científicos como los filósofos y juristas, en su opinión, deberían colaborar en esta tarea de interpretación.

«La mayor parte de las leyes ambientales existentes regulan, más que bloquean, la destrucción del mundo natural», subrayan desde la Universidad de Oviedo (Asturias). Sin embargo, en los últimos años, un número creciente de jurisdicciones en todo el mundo han reconocido derechos de la naturaleza (Bolivia, Ecuador, India, Nueva Zelanda, o Colombia), detalla la institución académica española en una nota.