Así será el car-sharing del futuro

La marca smart ha sido pionera en servicios de coche compartido y espera serlo en el futuro cuando llegue la conducción autónoma con el smart vision EQ fortwo

MadridActualizado:

Si el car-sharing se está convirtiendo en una necesidad dentro de las ciudades, cuando, además, sea autónomo y no tengamos ni que conducirlo el éxito estará más que asegurado.

Y eso han pensado en smart al presentar en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt (del 14 al 24 de septiembre) su smart visión EQ fortwo. Su idea de cómo debería ser el car-sharing del futuro.

Con el smart vision EQ fortwo, la marca alemana smart, bajo el paraguas de Merdeces-Benz, muestra una nueva visión de la movilidad urbana futura y una opción de transporte público local personalizada, muy flexible y extremadamente eficiente: la propuesta de smart con este prototipo de conducción autónoma es la de recoger a sus pasajeros directamente en el lugar deseado. Que el usuario no tenga siquiera que ir a buscar el coche. Además, al ser autónomo y no tener que atender las tareas propias de la conducción, los pasajeros pueden relajarse en el amplio habitáculo.

CASE

CASE es el nombre dado en Mercedes-Benz a su estrategia de la movilidad del futuro y viene de los cuatro pilares básicos en que está basada esta estrategia: «interconexión en red» (Connected), «conducción autónoma» (Autonomous), «uso flexible» (Shared & Services) y «sistemas de propulsión eléctrica» (Electric).

«El smart vision EQ fortwo es nuestra visión de la movilidad urbana del futuro; es el vehículo más radical concebido para car-sharing: completamente autónomo, altamente comunicativo, afable, sumamente personalizable y, por supuesto, eléctrico», explica la responsable de smart Annette Winkler. «Con el smart vision EQ fortwo queremos dar expresión a los temas que definen la visión de la movilidad del futuro de Mercedes Benz Cars dentro de la estrategia CASE».

Connected: El smart vision EQ fortwo podrá llamarse mediante un dispositivo móvil. El usuario puede reconocer que se trata de «su» vehículo con ayuda de novedosas opciones de personalización: El «black panel» del frontal (formato: 44 pulgadas/105 x 40 cm) y superficies de proyección laterales de gran tamaño permiten personalizar el smart vision EQ fortwo. Visualizadores de LED en vez de faros muestran tanto los clásicos gráficos de marcha (de deportivo a neutro) como formas similares al ojo mediante las cuales el coche puede comunicarse a un nivel más humano. También a través de los pilotos traseros es posible emitir información detallada ―como advertencias o información sobre el tráfico― además de la representación clásica. La parrilla frontal sirve por un lado para personalizar el vehículo y, por otro, para comunicarse con el entorno (por ejemplo información para los transeúntes al cruzar la calle). Las puertas del prototipo están revestidas con una lámina conmutable. Cuando el vehículo no está ocupado, se puede mostrar información sobre eventos locales, el tiempo, noticias o la hora. La parrilla «black panel» muestra si el smart está ocupado por una o por dos personas.

Además podría contactar sin compromiso con otros usuarios interesados con ayuda de la función 1+1, que permite compartir el viaje. Los posibles pasajeros son propuestos a partir de sus perfiles previamente definidos y el destino deseado en ese momento, pudiendo aceptarse o rechazarse. En los trayectos compartidos por dos personas se muestran en el visualizador grande del habitáculo los intereses comunes, como los últimos conciertos a los que se ha ido o los deportes que se practican. De este modo, el tiempo libre del que se puede disfrutar gracias a los vehículos de conducción autónoma puede aprovecharse para el intercambio y la interacción entre los ocupantes.

Shared: Cuando en el futuro el «tráfico urbano» se convierta más bien en un «flujo urbano», las ciudades y municipios serán también un grupo objetivo de los futuros conceptos car-sharing de smart. En estos momentos, ya se alquila en algún lugar del mundo un vehículo de la flota car2go cada 1,4 segundos contando ya con más de 2,6 millones de clientes en todo el mundo y la tendencia va en aumento. Los últimos estudios realizados predicen que la cifra de usuarios del concepto car-sharing en todo el mundo se quintuplicará hasta 2025 alcanzando los 36,7 millones de personas. car2go es muy popular, entre otras cosas porque hace que el servicio car-sharing resulte espontáneo y flexible gracias al principio de «flota libre». El vehículo no debe recogerse ni devolverse en estaciones preestablecidas, sino que puede alquilarse y depositarse en cualquier lugar dentro del área de operaciones.

Autonomous: El smart vision EQ fortwo abre una nueva era del car-sharing: Los usuarios no deben buscar un vehículo libre: el vehículo es el que les encuentra y les recoge en el lugar deseado. Y gracias a la inteligencia colectiva y a las previsiones de demanda que de ella resultan, se encontrará con toda probabilidad en las proximidades. Se elimina el trayecto para llegar hasta el «vehículo alquilado». Los vehículos interconectados entre sí están siempre en marcha. Así aumenta su grado de aprovechamiento y se reducen al mismo tiempo el volumen de tráfico y las zonas de aparcamiento en el entorno urbano.

Electric: El smart vision EQ fortwo dispone de una batería de iones de litio con una capacidad de 30 kWh. Cuando no está ocupado, se dirige de manera autónoma a una estación de carga para recargar energía. Alternativamente, los vehículos pueden acoplarse a la red eléctrica mediante inducción, entregar energía eléctrica y descargar así la red a modo de «sistema de baterías en enjambre». smart asume de este modo una función importante en la configuración de la revolución energética.

smart vision EQ fortwo

Diseño: el estilo de vida urbano del futuro

El smart vision EQ fortwo (longitud/anchura/altura: 2.699/1.720/1.535 mm) es un coqueto biplaza y destaca como todos los smart por ofrecer la máxima amplitud en el mínimo espacio. El vehículo se comunica a través de una parrilla «black panel» y visualizadores de LED, que sustituyen a los faros y los pilotos traseros. Las ventanillas laterales están revestidas con una lámina especial sobre la que se puede proyectar información desde el interior. En el interior se monta un visualizador «black panel» en la parte delantera para las aplicaciones de la interfaz de usuario.

«El smart vision EQ fortwo encarna el lujo urbano del futuro. Es un enfoque radical con un diseño extraordinario y reducido. El prototipo presenta las proporciones típicas de smart con pasarruedas acusados y llamativos en las cuatro esquinas y sin voladizo», explica Gorden Wagener, Jefe de Diseño de Daimler AG. «Un gran número de superficies digitales en el exterior y el interior brindan un nivel superior de comunicación entre el hombre y el automóvil. El cliente tiene la posibilidad de personalizar el vehículo de acuerdo a sus necesidades personales.»

Exterior: proporciones típicas de smart, innovador concepto de puertas

El exterior se asemeja a una joya en la que un cascarón rodea una perla. Presenta las proporciones típicas de smart gracias a su diseño de «un volumen y medio», los marcados y contundentes pasarruedas y los voladizos cortos del frontal y la zaga.

Un elemento que llama la atención es el innovador concepto de puertas. Ambas puertas se giran por encima del eje trasero a modo de alas, lo que permite ahorrar espacio, facilita el acceso y crea una arquitectura fascinante. El concepto de puertas reduce al mismo tiempo el riesgo de colisión con ciclistas o peatones.

Elementos tridimensionales en color oro rosa en las ruedas y el difusor hacen referencia a la propulsión eléctrica y hacen de nexo de unión con el diseño típico de los modelos EQ. Las ventanillas laterales presentan un diseño hexagonal que va estrechándose.

El diseño exterior, futurista y de líneas nítidas, se realza mediante superficies en tono blanco metalizado y superficies acristaladas tintadas oscuras. De manera moderna y tecnológica, el smart pone una nota de color en el exterior con un gran número de gráficos.

Interior: habitabilidad generosa y un espacio guardaobjetos sofisticado

La gama cromática del smart vision EQ fortwo le confiere un aspecto fresco y futurista que se combina con detalles cálidos en color oro rosa.

Este prototipo es el primer vehículo del grupo Daimler en renunciar de forma consecuente al volante y a los pedales; el control de las funciones del vehículo se realiza a través del propio dispositivo móvil o mediante la entrada de voz de modo intuitivo, cómodo e higiénico. La renuncia a los mandos convencionales permite que el habitáculo de color blanco sea aún más espacioso. En lugar de un tablero de instrumentos, hay una pantalla de 24 pulgadas (58,5 x 15,6 cm) rodeada por un marco color oro rosa. En los laterales se encuentran dos pequeños visualizadores (cuatro pulgadas), en los que el smart vision EQ fortwo puede proyectar por ejemplo la palabra «Bienvenido».

Las superficies de los asientos revestidas con un novedoso e innovador símil de cuero color blanco de gran calidad se limpian fácilmente, con lo que resultan ideales para el concepto de «conducción compartida» del prototipo. El banco de asientos tipo salón brinda espacio para dos ocupantes. Un apoyabrazos central escamoteable puede utilizarse para separar a los dos pasajeros o para depositar objetos. El interior de color blanco genera una sensación de gran amplitud.

En el suelo y bajo el banco de asientos se encuentran sofisticados espacios adicionales para depositar objetos: bajo las cintas elásticas de goma de color azul se pueden sujetar el equipaje y accesorios personales.

Un gran número de superficies digitales en el exterior y el interior permiten un nivel de comunicación entre el hombre y el automóvil desconocido hasta la fecha en relación con la conducción autónoma y el concepto car-sharing. El vehículo se adapta a cada cliente mediante colores y pantallas, brindándole un espacio privado de retiro en la ciudad. Con ello, el usuario tiene la posibilidad de personalizar el vehículo de acuerdo a sus necesidades personales.