Peugeot 508
Peugeot 508

Del papel a la carretera: la culminación de años de concept-cars

Detrás de la estética elegante y deportiva de los nuevos Peugeot 508 y 508 SW, y de sus innovaciones tecnológicas, hay un lustro de trabajo que ha ido cristalizando en concept-cars como los Peugeot Onyx, Exalt e Instinct

MadridActualizado:

Más allá de ser un mero ejercicio de estilo, los concept-car Peugeot exploran elementos estéticos, innovaciones tecnológicas y formas de expresión de la identidad de marca pensando en trasladarlos, a medio plazo, a los vehículos Peugeot que se ven en calles y carreteras. Un método de trabajo que puede adivinarse viendo los grandes rasgos que se van incorporando, a lo largo del tiempo, en los concept-car que van sucediéndose en el calendario de grandes salones internacionales del automóvil.

En el caso de los nuevos Peugeot 508 y Peugeot 508 SW, el hilo conductor empieza en 2012 con el concept-car Peugeot Onyx, una de las primeras obras firmadas por el Peugeot Design Lab. Bajo su aspecto de supercar dispuesto a entregar todas sus prestaciones se pueden ver elementos como el frontal felino, la forma de las luces o su perfil afilado que parecen prefigurar parte de los atractivos de la actual apuesta de la marca para revolucionar las berlinas y los SW del segmento D.

Peugeot 508 SW
Peugeot 508 SW

«En su momento, el objetivo fue doble: encarnar el movimiento de la marca y garantizar que el automóvil pueda encontrar su lugar en el mercado exigente de las berlinas. Para llamar la atención, se destacan, diferenciarse de la competencia, el Peugeot 508 tuvo que construirse sobre proporciones únicas y espectaculares», explica Pierre-Paul Mattei, responsable de diseño de este nuevo modelo. Y único es. Ha nacido un modelo diseñado para conquistar la carretera.

Mattei también explica que, a raíz de este modelo, también quisieron diseñar un «SW único, con una personalidad muy fuerte y perfectamente integrado en el centro de su segmento». «El secreto de un maletero racional y práctico con un diseño extremadamente afilado está prestaciones de compacidad y rigidez de la estructura trasera. Del mismo modo, las puertas sin marco son la respuesta que conjuga accesibilidad con una línea de techo muy baja. A partir de ahí, nuestros diseñadores han sabido centrarse en la elegancia y el equilibrio, sin sobrecargar el estilo, ya que este vehículo era ya, conceptualmente, muy dinámico», añade.

Boceto del Onyx
Boceto del Onyx

Las ideas sembradas por el Onyx maduraron en varias direcciones. Además de las lámparas, sofás, esculturas o joyas que han tomado inspiración de este concept-car, sus propuestas estéticas más relacionadas con el automóvil fueron tomando forma hasta fructificar en el Peugeot Exalt, una berlina, presentada en el Salón de Pekín de 2014, con una estética radical de coupé, que no oculta la vocación deportiva de su motor diésel híbrido de 340 CV.

La diferencia está en los detalles

En el exterior, su diseño espectacular y polivalente tenía como puntos fuertes unas vías anchas con pasos de rueda musculosos, puertas sin marco y unas líneas fuertes y atléticas que remiten directamente a las formas del nuevo Peugeot 508. La forma de su frontal y su zaga, con una banda oscura que une los pilotos traseros, se han ido retomando en los modelos que forman la gama actual de la marca. De hecho, expertos en el diseño de ambas berlinas, indican que tienen la misma óptica trasera, «y es la primera vez que se consigue».

En el interior, las vías estéticas iniciadas por el Exalt también han terminado concretándose en el nuevo Peugeot 508 y en los últimos lanzamientos de la firma francesa. Como las Toggle Switches, los mandos que imitan las teclas de un piano y con los que se controlan diversas funciones del vehículo que se estrenaron con el SUV Peugeot 3008 y que se han convertido en toda una seña de identidad, como el innovador puesto de conducción Peugeot i-Cockpit.

Exalt
Exalt

«Tenemos una máquina que simula el roce de entrar en el asiento durante un año para así comprobar la durabilidad del tejido, además de que aguante el calor». Esta es alguna de las técnicas que utilizan desde el centro de diseño de Peugeot en las afueras de París para crear habitáculos tan ergonómicos y «capaces» en el tiempo como los de los nuevos modelos 508 de firma francesa. Y es que ABC tuvo la posibilidad de ver y conocer de primera mano los detalles de este modelo lleno de elegancia y mucho carácter.

Además, también hemos podido adentrarnos en una sala virtual, desde la que su encargado, Rebeyrol Michele, nos cuenta sus capacidades: «Nos sumergimos en una realidad virtual para interacciones y moverte tanto dentro como fuera del coche. Su uso viene desde diseñar el propio coche desde diferentes ángulos, percibir la calidad, su ergonomía, hasta crecer con su producción». «Supone una gran eficiencia para la marca, ahorra tiempo, coste y nos permite ser más creativos», añade Michele.

Boceto del Instinct
Boceto del Instinct

Finalmente, las líneas cinceladas del Instinct se ajustan perfectamente al confort de sus ocupantes y a las exigencias mecánicas de un motor de altísimas prestaciones. Su línea exterior y, sobre todo, su parte trasera, han sido clave para definir la estética del nuevo Peugeot 508 SW, que también busca explorar las posibilidades y las prestaciones de los shooting brakes en nuestros días.