Qué hacer para comprar coche en el extranjero

El trámite de matriculación de un coche extranjero varía si es un vehículo nuevo o de segunda mano, comprado dentro o fuera de la Unión Europea

MadridActualizado:

En la actualidad, a través de los compra-venta o mediante transacciones entre particulares es posible tener acceso a una gran oferta de coches de alta calidad en el extranjero, y a un precio bastante más reducido que si lo adquiriésemos en España. Además, importar un vehículo de un país ajeno a la Unión Europea implica el pago de impuestos como el IVA (21%) y aranceles (2,5%) si su propiedad es inferior a 6 meses.

El trámite de matriculación de un coche extranjero varía si es un vehículo nuevo o de segunda mano, comprado dentro o fuera de la Unión Europea. Para circular con un coche extranjero en España es obligatorio matricularlo siempre que la persona que lo conduzca sea residente nacional, detallan desde la Dirección General de Tráfico (DGT).

Si quiere tramitar la matriculación de un vehículo extranjero debe presentar esta documentación en su Jefatura Provincial de Tráfico:

-Solicitud en impreso oficial.

-Tasa correspondiente pagada a Tráfico (97,80€).

-Tarjeta de ITV con la diligencia de venta.

-Identificación del interesado. Para personas físicas: DNI, pasaporte permiso de conducir español o tarjeta de residencia. Para personas jurídicas: tarjeta de identificación fiscal y acreditación de la representación e identidad de la persona firmante.

-Impuesto de Matriculación (IEDMT) liquidado con la Agencia Tributaria (modelo 576).

-Impuesto de Circulación liquidado con ayuntamiento donde resida.

Asimismo, junto a los documentos anteriores, también son necesarios, para vehículos nuevos comprados en la Unión Europea, el IVA liquidado con la Agencia Tributaria (modelos 300 o 309) y ficha técnica del vehículo expedida por la ITV. Y si el vehículo es de segunda mano -comprados en la Unión Europea-, se necesita la documentación original del vehículo, la ficha técnica del vehículo expedida por la ITV, y los contratos correspondientes de la compra.

En el caso de para vehículos comprados en terceros países, necesitará la documentación original del vehículo y un documento único Administrativo (DUA) expedido por la Aduana (salvo que en la tarjeta ITV conste la importación del vehículo).

Pasos para no olvidar

Desde la DGT recuerdan que, tras matricular el vehículo, no te puedes olvidar de contratar la póliza de seguros; pasar la ITV, aunque ya estuviera en vigor en el país de origen, ademñas de estudiar con detenimientos las diferentes opciones de transporte: carretera, barco, tren...

Al igual que pedir cita previa en www.dgt.es, en su Jefatura de Tráfico o en el teléfono 060 para realizar cualquier trámite, y recordar que el pago de tasas en las Jefaturas solo es posible con tarjeta bancaria.