Gran despliegue de Seat para celebrar el 60 cumpleaños del 600

El 600 N, D descapotable, E y L Especial serán los protagonistas en el stand de la marca española en ClassicAuto 2017

MADRIDActualizado:

El 600 es todo un icono, el gran mito del despegue de la motorización española en la época de post-guerra. Ningún otro modelo ha quedado tan grabado en nuestro subconsciente colectivo, ni como recuerdo sentimental ni como memoria de su presencia en nuestras calles y carreteras. Es el coche, como gente ya muy adulta todavía recuerda, con el que su padre le enseñó conducir.

Con el 600, muchas familias de clase media hicieron realidad el sueño de adquirir su propio vehículo por un precio aproximado de 63.000 pesetas, lo que hoy en día son 378,54 €. Otro dato significativo que nos ofrece una clara visión de lo mucho que han cambiado los tiempos.

La salida del concesionario al volante del coche nuevo, tras haber escuchado los consejos del probador que lo entregaba, constituía el punto culminante de una odisea que había empezado muchas semanas, e incluso meses antes. Exactamente desde que se hacía la solicitud de compra.

Este vehículo, y la marca Seat, van a ser dos de los protagonistas de Salón Internacional del Vehículo Clásico, ClassicAuto Madrid 2017, que celebrarça su octava edición del 24 al 26 de febrero en el Pabellón de Cristal del Recinto Ferial de la Casa de Campo, en Madrid.

En esta ocasión Seat va a celebrar el 60 aniversario del coche que puso sobre ruedas a España en una exposición en la que se podrán admirar un total de cuatro versiones del 600.

Estos serán el Seat 600 N, D descapotable, E y L Especial. Unidades pertenecientes a la Colección de Coches Históricos de la marca española. Un gran despliegue para homenajear a uno de los vehículos más carismáticos y populares del automovilismo español.

La aparición del Seat 600 en 1957 se convirtió en el fenómeno social del año y en el inicio de la motorización española y del desarrollo económico de los 60. Un vehículo que forma parte de la historia del automóvil en España y que se fabricó hasta el año 1973, con cerca de 800.000 unidades acumuladas.

Además, Seat conmemorará el 40 aniversario de la gesta conseguida en el Rallye Monte-Carlo de 1977, donde los 124 1800 grupo 4 de Antonio Zanini-Juan Petisco y Salvador Cañellas-Daniel Ferrater, conseguían el tercer y cuarto puesto absolutos, erigiéndose como el primer gran resultado de un equipo español a nivel internacional en el mundo de los rallyes. De esta forma, el 124 Especial grupo 4 con el que Cañellas-Ferrater participaron en el reciento Rallye Monte-Carlo Histórico estará expuesto en el stand de SEAT en ClassicAuto 2017, así como los otros dos vehículos SEAT que también tomaron parte en la cita monegasca: el 1430 (Fernando Gómez Blanco-Juan Collín) y el 127 (Javier Hernández-Eloi Alsina), siendo especialmente destacable el resultado obtenido por éste último al lograr el triunfo en la clase 1 de la categoría 4, terminando en la 18ª plaza absoluta y, además, siendo el primer equipo español.

Hasta 28 CV de potencia

Inicialmente, el SEAT 600 contó con un motor de 633 cc de cilindrada y 18/20 CV -que se mantuvo en producción durante seis años-, para pasar posteriormente a las versiones D, E y L-Especial con 767 cc, -subiendo su potencia a 25 CV y posteriormente a 28 CV-, que ocuparon los diez años restantes de la andadura del 600.

En todos los casos la carrocería se mantuvo prácticamente invariable, al margen del cambio de orientación en la apertura de las puertas a partir de 1970. Y respecto al motor, el del 600 original como se comentaba anteriormente no varió apenas en seis años, fiel a sus 18 y luego 20 humildes pero voluntariosos caballos, mientras que el más moderno se mantuvo también inmutable con 25 CV en los D y E, y tan sólo en su último año, ya como L-Especial, ganó tres CV de potencia, gracias a un aumento de compresión. Dicho L-Especial, como su nombre indica, aportaba refinamientos extra, como una tapicería más acogedora y llave de contacto con antirrobo de dirección.

Pero el 600-D aparecido en 1963, y su sucesor el E, se podrían considerar como «el 600» por antonomasia: con la cilindrada que sería la definitiva hasta el final de su existencia, se enfrentaba a las duras condiciones de los exigentes trazados de aquellos tiempos. Pero el 600 también tenía otras virtudes, evidentemente. En primer lugar, su diseño de carrocería, aprovechando sus 3,30 metros de longitud con un habitáculo en el que en teoría cabían bien cuatro personas, y muy justas cinco, aunque en la práctica se metían muchas más…

El 600 tenía una buena robustez básica y también ofrecía una gran facilidad de reparación, pues su mecánica era sencilla y accesible. Por otra parte, había repuestos en casi todas partes; no sólo en la red oficial, sino en todas las tiendas de accesorios con lo que, con reparaciones pequeñas o no tan pequeñas, duraba años y años.

Llegaba a los 115 km/h

A nivel de prestaciones, el 600 conseguía una velocidad máxima de 115 km/h y cubría los primeros 1.000 metros en 45,5 segundos, unas cifras nada desdeñables si hablamos de un motor que rendía 28 CV como máximo. Asimismo, el consumo en ciudad era de 10 litros a los 100 kilómetros y en carretera se conformaba con 6,5 litros, con una autonomía de 461 kilómetros.

Y qué decir del volumen del maletero. El 600 se conformaba con 68,5 litros, que tenía que compartir, bajo el capó, con el depósito de combustible y la rueda de repuesto. Pero esto no era impedimento para ir a la playa con todo el equipaje de la familia, ya que uno de los elementos «extra» fundamentales de todo buen 600 de la época que se precie era el disponer de una buena baca.

También en el 1er Rally Catalunya Històric

Durante el mismo fin de semana, el equipo Seat Coches Históricos participará con cuatro vehículos en la primera edición del Rally Catalunya Històric, prueba de regularidad reservada para automóviles clásicos organizada por el Real Automóvil Club de Catalunya (RACC). Los modelos con los que la marca española tomará parte serán el 124 Sport, el 1200 Sport Bocanegra, el Fura Crono y el Ronda Crono.

La competición se desarrollará los días 24 y 25 de febrero por carretera cerrada y circuito, con salida y llegada en Barcelona, pernoctación en Santa Coloma de Farners y paso por Perpiñán (Francia). La prueba tendrá aproximadamente 700 kilómetros, 250 el primer día y 450 el segundo con una sección nocturna durante la primera etapa.