Las alertas de cambio de carril, está entre las más demandadas en la actualidad
Las alertas de cambio de carril, está entre las más demandadas en la actualidad - Nissan

Así funciona la alerta de cambio involuntario de carril

Desde la DGT nos explican cómo funciona una de las tecnologías más demandadas en los vehículos y que te puede ayudar durante momentos de dificultades, sobre todo, invernales

MadridActualizado:

Los principales fabricantes avanzan a pasos agigantados hacia la conducción autónoma. Aunque, por el momento, los conductores no se sienten «entusiasmados» con la posibilidad de que sea el propio coche el que «tome los mandos» de su vehículo al cien por cien, poco a poco las investigaciones y avances tecnológicos hacen que elementos que forman parte de esa conducción autónoma se vayan integrando en el día a día.

Tal y como indican en el blog de la aseguradora Catalana Occidente, «extras» como los sistemas de visión nocturna, frenada automática, ayudas al estacionamiento y alertas de cambio de carril o de presencia de vehículos en el ángulo muerto, son las más demandadas en la actualidad.

Desde la DGT, nos explican cómo funciona una de esas tecnologías que puede ayudar durante momentos de dificultades, sobre todo, invernales (por ejemplo, en conducción con niebla o con menos luminosidad) como es la Alerta de Cambio Involuntario de Carril, la cual ya comienzan a ofrecer los vehículos más modernos del parque.

DGT
DGT

Este avisador (LDW) detecta si el coche se está apartando del carril por el que circula sin que se haya activado el intermitente, con la intención de evitar salidas de la vía o colisiones con otros vehículos. Al mismo tiempo, y tal y como se puede apreciar en la infografía, el vehículo también está dotado para detectar ese cambio y emite una señal acústica y otra visual en el panel de instrumentos. En algunos modelos, lo hace en el propio retrovisor.

Por último, en algunos modelos, también hace vibrar el volante o incluso el asiento del conductor y, además, las últimas generaciones de este sistema, incluso ya mueven el propio volante indicando la dirección en la que debe de girar. Una tecnología que no gusta a todos, pero que evitaría el 33% de los fallecidos por salida de la vía.