Cómo limpiar la caca de gaviota de tu coche

Estos excrementos contienen ácidos que dañan el barniz externo de la pintura del automóvil si no se retiran lo más rápido posible

MadridActualizado:

Han llegado las altas temperaturas. Y con ellas gran número de pájaros que «hacen de las suyas», dejando en numerosas ocasiones sus «desagradables regalitos» en forma de excremento sobre nuestro coche. Una necesidad para las aves, y algo más que una molestia, ya que estas cacas pueden dejar una huella inborrable en nuestro coche si no tomamos las debidas precauciones.

Si esto te ha sucedido conviene actuar con rapidez, porque estas defecaciones contienen ácidos que dañan el barniz externo de la pintura de tu automóvil y, una vez que lo ha atravesado, el propio tono de color.

Si se encera el coche, este estará más protegido, pero si el excremento no se retira rápido terminará por afectar a la pintura. Si actuamos pronto, lo más aconsejable es aplicar abundante agua en la zona, colocar un trapo húmedo sobre el excremento durante unos 10 minutos para que se ablande y sea absorbido por el paño, y a continuación retirar con un movimiento suave. Esto evita que los residuos arañen la pintura.

Si la marca de excremento ha estado más de media hora en la carrocería de tu vehículo, además de humedecer la mancha para que se ablande, frota con una esponja suave y agrega champú para vehículos. Si ya han pasado varias horas, podría ser necesaria una limpieza más profunda con algún producto lubricante. Aplica un pulidor con un paño suave y termina frotando el vehículo con cera. Es posible que la mancha todavía se note, pero el pulidor y la cera disimularán el defecto.

Una forma de evitar el desperfecto en la pintura es evitar que el daño se produzca. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que las aves defecan momentos antes de iniciar el vuelo, por lo que se recomienda evitar estacionar el vehículo debajo de estructuras como postes de luz y demasiado pegados a los edificios y cornisas donde pueden tener sus nidos. Otra zona a evitar es justo debajo de los árboles, donde además de pasar la noche, muchos pájaros se posan buscando las zonas más frescas en las horas centrales del día.