Cómo combatir la somnolencia al volante

Según un estudio realizado 17 millones de conductores han sufrido somnolencia al volante y 8 millones micro sueños

MadridActualizado:

Aunque la somnolencia al volante puede aparecer a cualquier hora del día, y depende también del estilo de vida, horarios, hábitos del conductor y de su estado de ánimo y de salud, se sabe de dos franjas horarias en las que se da más habitualmente: a primera hora de la tarde (entre las 14 y las 16 horas) y durante la madrugada (entre las 3 y las 5 de la mañana). Los conductores profesionales, según la Dirección General de Tráfico (DGT) son más propensos a sufrir somnolencia debido a que pasan un mayor número de horas al volante.

A pesar del riesgo que supone, un 55% de los conductores españoles declaran seguir conduciendo a pesar de sentir somnolencia al volante. Según un estudio realizado 17 millones de conductores han sufrido somnolencia al volante y 8 millones micro sueños. Además, desde Fesvial se señala que en España los accidentes causados por somnolencia en los últimos cinco años han sido 20.600, con el resultado de 800 fallecidos.

Este riesgo se incrementa para todos los conductores en especial durante las fechas próximas a la Navidad, que registran tradicionalmente un gran número de desplazamientos en coche debido a las vacaciones. Sobre todo, en los días de Nochebuena y Navidad, Fin de año y Año nuevo, y Reyes.

Algunas de las recomendaciones habituales para combatir la somnolencia incluyen descansar bien antes de emprender un viaje, realizar una buena planificación del mismo y evitar las horas más peligrosas o los trayectos largos, especialmente de noche; descansar cada 2 horas o 200 kilómetros recorridos, no inclinar demasiado el asiento, ventilar bien el interior del habitáculo, no ingerir comidas copiosas antes de viajar, conversar con otros pasajeros o poner música, ingerir bebidas e hidratarse convenientemente y efectuar cambios de ritmo durante la conducción, siempre respetando las normas de circulación.

Mejorar la seguridad vial

Recientemente Fesvial ha realizado un estudio en colaboración Samsung para determinar si la implantación de las nuevas tecnologías y la conectividad en el sector del automóvil, ha supuesto para las empresas tecnológicas un incentivo a la innovación permanente. Los sistemas de ayuda a la conducción (ADAS), que eran inimaginables hace apenas unos años, han ido desplazando a los argumentos de venta clásicos como la potencia, el equipamiento, el consumo, etc.

Cabe preguntarse ante este desarrollo imparable de la tecnología, ¿cuál de estos sistemas se consideran útiles e imprescindibles por parte del conductor?, ¿cuáles, por el contrario, son superfluos?, ¿qué problemas para el conductor y su seguridad no están resueltos, y por supuesto, dado la enorme velocidad en la innovación?, ¿qué se espera que pase en un período de tiempo relativamente corto?, etc. La búsqueda de las respuestas a estas preguntas, han llevado a Samsung a realizar el estudio que se presenta a continuación.

Según datos del estudio el navegador es el sistema ADAS más solicitado y que mayor relevancia tiene entre la población conductora y otros como las luces automáticas, están a punto de convertirse en sistemas inherentes al vehículo, al mismo nivel que en su momento fueron los sistemas de frenado ABS.

Aun así, gran número de la población muestra desconfianza en estos sistemas por la falta de conocimiento y su utilidad, por lo que será necesario que los nuevos avances tecnológicos sean sencillos, comprensibles y de fácil usabilidad por parte de los usuarios. Por el contrario, la población más joven (nativos tecnológicos) muestran mayor aceptación y usabilidad de los mismos, así como de las apps que ayudan o mejoran nuestra conducción.

El estudio también indica que en opinión de los conductores que la conducción cada vez más se dirige hacia una conducción autónoma, donde el papel de conductor sea cada vez menos relevante y los sistemas tecnológicos hagan parte del trabajo de la conducción.

Del estudio realizado, también se desprenden conclusiones como que la tecnología es el atributo más asociado a la marca Samsung, mientras que la cercanía y la preocupación social son conceptos ligados a la marca, aunque con menor potencia que el resto de atributos.

Este último dato enlaza con resultados anteriores como el componente altruista de la marca y el escaso conocimiento de la app entre los conductores españoles. Un producto como la app Copiloto, que es totalmente gratuito, que tiene como objetivo mejorar la seguridad vial, necesariamente refuerza los atributos de altruismo, compromiso social, cercanía, etc. de cualquier marca. Todo ello se produciría en el medio y largo plazo un efecto beneficioso para la marca, siempre y cuando la app alcance una implantación más extendida.

Los resultados apuntan a que es necesario, para conseguir los objetivos propuestos, conseguir que la app Copiloto cuente con un mayor volumen de usuarios, sea más conocida por el público en general y se asocie de manera nítida con la marca Samsung.

Las tecnologías mejoran nuestra calidad de vida a todos los niveles, también en la conducción y debemos hacer un buen uso de las mismas, pues pueden evitar cierta tipología de accidentes y mejorar nuestra seguridad y eficiencia en la conducción, pero sin olvidar que todavía hasta la fecha la última decisión y responsabilidad la sigue teniendo quien está a manos de un volante.