Cómo actuar si tenemos un accidente con el coche

Ante cualquier acontecimiento imprevisto en la carretera lo más importante es salvaguardar la propia seguridad

MadridActualizado:

En períodos vacacionales donde se producen multitud de desplazamientos, también es donde se pueden producir un mayor número de accidentes en carretera, sobre todo, si la meteorología tampoco nos acompaña, ya que la lluvia, las tormentas y el viento hacen más difícil la conducción.

Todo conductor debe de estar preparado para saber actuar ante un posible accidente o una avería que obligue a parar en carretera. De hecho, se estima que hasta el 57% de las muertes en carretera tiene lugar en los cinco minutos siguientes al accidente, según informa Cruz Roja, por lo que es muy importante aplicar correctamente el protocolo PAS (proteger, avisar y socorrer) para reducir el riesgo de fallecimiento.

Por lo tanto, las probabilidades de tener un percance también aumentan, aunque se trate simplemente de un «arañazo» o una colisión leve. Por eso, conviene saber cómo actuar y lo que hay que hacer para rellenar el parte del seguro. [ Pincha aquí para descargarte el Parte Europeo de Accidentes]. Estas son algunas recomendaciones:

1. Aparque el vehículo fuera de la calzada: Enciende los intermitentes para mostrar nuestra posición y, antes de bajar del coche, colóquese el chaleco reflectante para aumentar la visibilidad, y posteriormente, coloque los triángulos en la calzada.

2. En cuanto sea posible comuníquese con el 112 para informar sobre lo que ha ocurrido: Es necesario recabar una serie de datos antes de realizar la llamada: número de implicados, tipo de asistencia que pudiesen necesitar en un principio y ubicación exacta.

3. Acude a urgencias: no importa si crees que el golpe ha sido pequeño y no has sufrido ninguna lesión, debes acudir a urgencias para ser revisado y que sea un profesional de la salud quien verifique tu estado. Las primeras 72 horas son vitales porque es cuando los dolores comienzan a aparecer. Para reclamar una indemnización es importante haber acudido a urgencias en este periodo de tiempo.

4. Parte Amistoso: Si tras sufrir el accidente el culpable admite que todo se produce por su responsabilidad, deben firmar un parte amistoso. En este debe quedar especificada la dinámica del accidente y para que sea válido debe contener la firma y datos de ambos conductores.

5. Atestado de tráfico: si alguno de los conductores no está de acuerdo con firmar un parte amistoso, lo mejor es avisar a las autoridades, ya sea a la Policía o la Guardia Civil, quienes serán los encargados de realizar el atestado. Pero ¿Qué es un atestado? Es básicamente un documento que recoge cómo ha sido la dinámica del accidente y quién ha tenido la culpa, según la interpretación de las autoridades tras recoger las versiones de los conductores y los testigos. Es importante que el atestado recoja las dos versiones de los hechos; no obstante, algunas veces, si alguno de los involucrados ha sido trasladado a urgencias, puede que no se recoja su versión.

6. Avisa a la aseguradora antes de que se cumpla una semana: Las compañías de seguros tienen un plazo máximo para que puedas dar parte de lo ocurrido: para informar a la aseguradora propia el plazo es de una semana. Puedes dirigirte a una oficina o comunicarte a través de cualquier servicio de atención al cliente. En dicho contacto con la compañía, deberás aportar la documentación médica y toda la documentación referente al accidente, parte amistoso, atestado, fotografías del lugar del siniestro, etc.

7. Contactar a un abogado externo: Para reclamar una indemnización resulta conveniente contactar con un abogado externo que sea especialista en accidentes de tráfico. Además será quien se ponga en contacto con la compañía de seguros y te asesorará con respecto a los procedimientos legales pertinentes de acuerdo a tu caso.

8. Si no estás de acuerdo con lo que ofrece la compañía puedes demandar: la mayoría de las veces las compañías ofrecen una indemnización por debajo de lo que realmente te corresponde. Por lo tanto, si cuentas con la asesoría de un abogado externo te recomendará (si es conveniente según tu caso) interponer una demanda.

9. Los cambios del nuevo baremo de tráfico: Casi todos conocemos a alguien que ha sufrido un accidente de tráfico y ha obtenido una indemnización por sus lesiones, por lo cual cuando sufrimos un accidente tendemos a comparar lo que él ha recibido y a nosotros nos están ofreciendo. Pero hay que tomar en cuenta que en enero de este año el Baremo de Tráfico ha cambiado y se han reducido las cuantías por las lesiones más comunes como la cervicalgia.

10. Daños personales indemnizables: Otros conceptos que debes manejar si sufres un accidente de tráfico son los relacionados a los días de curación estabilización lesional. Actualmente, se divide entre los días de perjuicio personal básico, moderado, grave y muy grave. Además, las secuelas, que son aquellas lesiones residuales después de tratar de curar la lesión derivada del accidente.

11. Los acompañantes siempre tienen derecho a una indemnización: No importa si viajabas como ocupante cuyo conductor tuvo la culpa del accidente, porque siempre tienes derecho a una indemnización por tus lesiones, ya sea en coche, moto, autobús y otros vehículos. Para realizar una reclamación debes ponerte en contacto con la compañía aseguradora del vehículo en el que viajabas, así como aportar la documentación que acredite tus lesiones.

12. El conductor solo puede reclamar una indemnización si no es exclusivo responsable del accidente: Si el accidente se ha producido por una imprudencia única y exclusiva del conductor, no tendrá derecho a reclamar una indemnización por lesiones o daños materiales. Pero en caso de que el accidente haya ocurrido por concurrencia de culpas si se podrá proceder. Para ello, el atestado debe dejar claro que el siniestro se ha producido por culpa de ambos conductores.