Centenario de CitroënUn siglo innovando en tecnología y confort

La suspensión hidroneumática y el sistema «pendular» son algunos de los inventos de la marca francesa

MADRIDActualizado:

Citroën es una las marcas de automóviles más legendarias. Fundada hace ya cien años por el pionero y emprendedor André Citroën, ha jalonado sus trayectoria a base de innovadoras tecnologías, publicidad vanguardista y récords de resistencia de sus vehículos.

Con sus modelos ha marcado tendencia en cada época. Su primer modelo, el Tipo A, supuso el primer coche europeo fabricado en serie, un automóvil revolucionario para la época. A lo largo de su siglo de historia, la marca ha puesto en el mercado modelos vanguardistas, pero funcionales.

El Traction Avant pasó a la historia con sus revolucionarias innovaciones técnicas, muchas todavía vigentes. En el origen del rompedor Traction Avant figura el propio André Citroën, que buscaba un modelo innovador para superar las ventas del Citroën Rosalie y asegurar el futuro de la empresa. Para lograrlo contrató al ingeniero aeronáutico André Lefebvre. También llevó a Citroën al escultor italiano Flaminio Bertoni, que supo aprovechar las innovaciones tecnológicas de este vehículo para dotarlo de una silueta aerodinámica, elegante e inconfundible. El tándem Lefebvre-Bertoni estaría detrás de otros míticos Citroën, como los 2 CV y DS.

El primero de ellos tiene como fecha de nacimiento el año 1948. El 2 CV está ligado en el imaginario colectivo con el ocio y la aventura, y en el caso de España, con la fábrica de la marca en Vigo. El propio André Citroën fundó en 1924 la Sociedad Española de Automóviles Citroën. La fábrica de Vigo inició su actividad en 1957 como factoría Citroën (Citroën Hispania, S.A.).

Otro modelo representativo del diseño audaz de la marca y sus atrevidas ideas tecnológicas fue el DS 19, conocido como “el tiburón”, lanzado en 1955.

Entre los modelos «icónicos» de la marca merece un lugar especial el Citroën Méhari, que representa el desenfado de las camisas hawaianas y la época «hippie».

Otra de las innovaciones de Citroën fue presentada en el Salón de París de 1970, donde fue presentado el Citroën GS, con su revolucionario sistema de suspensión hidroneumática. Es además el primer Citroën de cinco puertas, una característica que ha llegado hasta la actualidad. Su diseño no tenía equivalente en el mercado y llegaba con innovaciones poco frecuentes en este tipo de vehículos, como cuatro frenos de disco, o el chasis de aleación ligera.

Como prototipo del lujo y el diseño avanzado, surgió el Citroën CX que se coronaba como el rey de la carretera. Aparecía en este modelo el aire acondicionado y otros elementos para garantizar la comodidad y el confort, como el mullido de los asientos, o la posibilidad de ajustar la altura de la carrocería para facilitar la entrada y la salida del coche. a aerodinámica carrocería —aunque su coeficiente Cx no consiguiera igualar al GS, por sus ruedas de mayor anchura— evitaba los ruidos del aire, la suspensión hidroneumática del CX lo aislaba de la carretera y así sus pasajeros se encontraban en una nueva dimensión a la hora de desplazase.

A la hora de buscar un sustituto del GS Citroën apostó por el diseñador Marcello Gandini, creador de los Lamborghini más emblemáticos.

Sistema pendular, como en el Talgo

El BX se cubrió de botones y pulsadores, elevalunas eléctricos (y de un solo toque), cierre centralizado, y retrovisores exteriores con reglaje eléctrico. En un segmento superior se situó el Xantia, para el que la marca inventó la versión en automóvil del tren «Talgo pendular». La carrocería del Xantia Activa, como se denominaba esta versión, permanecía prácticamente plana en las curvas, no permitiendo más de 0,5 grados de inclinación.

Hasta llegar a su gama actual de modelos como los C3 y C3 Aircross, C4 Cactus o C5 Aircross, la marca ha logrado mantener la imagen de vehículos confortables, adoptando en sus nuevos modelos la suspensión con topes neumáticos y el sistema «Advanced Comfort».

El Citroën C5 Aircross es la última incorporación a la gama. Una buena relación calidad-precio, y sobre todo una comodidad y confort inigualables hacen del modelo galo una buena opción de compra como vehículo familiar, para uso urbano en el día a día y para viajes de larga distancia. Dispone de una amplia oferta de personalización, con 30 combinaciones exteriores asociando 7 colores de carrocería, una propuesta de techo bitono negro y 3 Packs Color