The Times

Adiós al miedo a quedarse tirado con un coche eléctrico: recargas de 10 minutos en estaciones solares

Una compañía británica creará los «Electric Forecourts», áreas de recarga ultra-rápida para vehículos eléctricos en donde también te encontrarás tiendas, restaurantes y espacios de descanso

MadridActualizado:

La ansiedad generada por el miedo a acabar en la cuneta por falta de energía es una de las principales preocupaciones de los conductores de coches eléctricos, además de una de las grandes barreras para la expansión de este tipo de vehículos «cero emisiones». No obstante, empresas españolas como Repsol e Iberdrola ya han puesto sobre la mesa sus respuestas. La primera, ha inaugurado en Vitoria la primera estación de servicio con un sistema de recarga ultra-rápida capaz de abastecer de energía al automóvil en menos de 10 minutos, dependiendo del tamaño del coche. El mismo tiempo que tardas en repostar un vehículo de combustión.

Iberdrola, por su parte, ha creado un Plan de Movilidad Sostenible, en el que se prevé la instalación de 50.000 puntos de recarga en España y el Reino Unido. En nuestro país, la empresa espera completar este año el despliegue de unas estaciones de recarga rápida, súper rápida y ultra rápida que se situarán al menos cada 100 kilómetros. Las veremos, según la multinacional, en las seis radiales, en los tres principales corredores transversales -Mediterráneo, Cantábrico y Ruta de la Plata-, en todas las capitales de provincia y en muchos espacios de acceso público en las principales ciudades.

Aunque para Reino Unido, la compañía británica Gridserve ha tomado la delantera. Ha presentado sus planes, en conjunto con la compañía holandesa de infraestructura de recarga ChargePoint y la firma inglesa de ingeniería Arup, para construir una nueva generación de estaciones de recarga ultra-rápida, específicamente diseñada para vehículos eléctricos -bien sean coches, camiones o autobuses, cada uno con su área específica-, que incorporan generación de energía mediante paneles solares y baterías de almacenamiento estacionarias.

Es más, tal y como lo adelantan desde el periódico británico The Times, se han elaborado planes para crear, durante los próximos cinco años, 100 de estas estaciones de recarga y descanso denominadas «Electric Forecourts», para los que están presupuestados más de 1.100 millones de euros que serán aportados por importantes empresas asociadas.

Han señalado 80 zonas de carretera con mucho tráfico, perfectas para albergar 24 zonas de carga e incluso áreas como las que te puedes encontrar en un aeropuerto, en las cuáles los conductores podrán descansar o tomar un refresco mientras se recarga el vehículo. Aunque, en esta ocasión, querrás descansar más que esperar, ya que se prevé que los vehículos estén cargados en menos de 30 minutos, aunque el tiempo podría reducirse a menos de diez minutos con los cargadores de alta velocidad.

De hecho, la compañía ha pensado en todo, ya que los conductores podrán reservas estos espacios con anticipación a través de una aplicación y así evitar largas esperas. Cada estación tendrá instalaciones que incluirán una cafetería, un supermercado y hasta un salón con internet de alta velocidad.

Toddington Harper, fundador de Gridserve, ha detallado que «estas zonas harían que el proceso de carga fuera tan fácil como usar estaciones de servicio normales. La última generación de vehículos eléctricos es asombrosa y está lista para la adopción general, pero los conductores todavía se preocupan por si o dónde pueden repostar, cuánto tiempo les llevará y cuánto costará».

«Por eso, tenemos la intención de eliminar cualquier rango o ansiedad de carga mediante la construcción de una red en todo el Reino Unido de nuevos embarques eléctricos centrados en el cliente que harán que sea más fácil y más barato usar un vehículo eléctrico que una alternativa a gasolina o diésel», ha añadido.

Por su parte, el diseñador jefe de Arup, Ricky Sandhu, ha puntualizado que «es de vital importancia que hagamos una transición rápida a nuevos modos de transporte y producción de energía sostenibles y limpios». Por este motivo, el proyecto será financiado por el gobierno a través del plan de inversiones en energía de Reino Unido, que promueve la construcción de estaciones de recarga de vehículos eléctricos alimentadas por energías renovables.