Mil primeros kilómetros a bordo del Ateca

El SUV compacto se convierte en el centro de atención de los aficionados a los coches

MADRIDActualizado:

Presentado en el mes de junio, y con las primeras unidades para particulares previstas para los meses de septiembre-octubre, se puede decir que somos de los primeros «afortunados» en rodar con un flamante SEAT Ateca por las carreteras españolas.

Gracias al puente de la festividad de Santiago Apostol hemos superado además los primeros mil kilómetros a bordo del SUV compacto de la firma española. Su estreno en un segmento que cada vez gana más adeptos y en el que, como hemos podido comprobar durante la primera semana de conducción, ya ha logrado captar la atrención del público.

Cierto es que, según nuestra experiencia, las primeras personas que nos han preguntado por el comportamiento del coche, en un primer vistazo destacaban su «estilo familiar del grupo VW». Una vez comprobada la novedad y reconocido el emblema de SEAT, las primeras impresiones han sido muy positivas. «Es como un León pero en todocamino», nos han dicho, además del clásico: «ya tenía ganas de verlo en la calle. Me lo imaginaba más grande por fuera, aunque por dentro se ve que es bastante amplio».

No es custión de incluir todos los comentarios que hemos escuchado a nuestro paso, pero en general, se puede augurar un éxito comercial del modelo.

Tras nuestros primeros mil kilómetros de contacto, en los que hemos combinado rutas urbanas con carretera, autopista y los atascos propios de un puente, el nuevo Ateca se ha comportado conforme a lo que cabría esperar. Los 150 CV de potencia del motor diésel 2.0 TDI han respondido a la perfección. De momento el consumo medio no ha superado los 6 litros a los 100. Es silencioso y, aunque tampoco hemos tenido oportunidad de realizar una conducción deportiva, hay que reconocer que ha subido los puertos «sin despeinarse».

El vehículo de prueba es el «tope de gama», es decir, el nuevo acabado XCELENCE con tracción total. Esto quiere decir que en su equipamiento cuenta con elementos como faros Full LED, y una gran variedad de sistemas de asistencia, como el asistente para atascos «Traffic Jam Assist» y el nuevo asistente para emergencias «Emergency Assist», pasando por un paquete de sistemas de infotainment de última generación con pantallas táctiles de 8 pulgadas y conectividad Full Link.

En la parte mecánica, cuenta con el sistema Drive Profile mediante el cual podemos adaptar nuestro Ateca a las diferentes sitauciones de conducción, las condiciones del terreno y nuestras preferencias personales. Lo podemos hacer gurando la ruleta del botón Driving Experience de la consola central y seleccionando entre sus perfiles Normal, Sport, Eco e Individual. En la versión con tracción a las cuatro ruedas que estamos probando disponemos además de posiciones para nieve y Offroad, junto con la función de descenso de pendientes Hill Descent Control, aunque todavía no hemos comprobado su eficiencia en condiciones reales de conducción.