Renault MeganeNuevo Renault Megane, a por todos

Con una estampa exterior impecable y un interior moderno y bien rematado el nuevo Megane eleva el listón muchos enteros

MadridActualizado:

Con una historia de éxitos difícil de igualar tanto en el mercado español como en el europeo la cuarta generación del Renault Megane, tras veinte años en la brecha va a sorprender a muchos. Además, como las versiones precedentes se fabricará en Palencia.

Siempre ha sido un modelo con un toque original pero últimamente, con sus alternativas actualizadas, resultaba ya un coche anticuado. Ahora no, ahora desde el primer vistazo el nuevo Megane va a conquistar muchos corazones. Aunque recuerda a la versión anterior ha ganado mucho con un aspecto más musculoso y por tanto más moderno. Incluso, como les ha pasado a sus alternativas, parece de una categoría superior.

Más grande, más moderno

Exteriormente es, gracias a la plataforma modular CMF C/D de los Kadjar y Espace, 64mm más largo (4,35m totales) y 25mm más bajo pero la distancia entre las vías ha crecido 47mm delante y 39mm detrás que sumados a una mayor distancia entre ejes de 28mm le dan algo más de espacio interior y sobre todo, además de un aspecto más asentado al asfalto una mayor estabilidad que se aprecia nada más entrar en la primera curva.

También las ópticas son nuevas y van a llamar la atención allá por donde pasen. Delante forman una C a base de LEDs que se adentran en el paragolpes delantero y le dan más empaque y detrás también LEDs pero recorriendo prácticamente todo el portón trasero con un resultado muy elegante. El maletero también crece algo con 434 litros.

La trasera del Megane GT resulta espectacular
La trasera del Megane GT resulta espectacular

En cuanto al interior el nuevo Megane vuelve a sorprender con un diseño muy limpio y en las versiones más altas el sistema de entretenimiento R-Link 2 asociado a una pantalla táctil (opcional) como la de sus hermanos mencionados antes, grande (8,7 pulgadas) y vertical desde la que se maneja prácticamente todo. En el resto de versiones la pantalla es horizontal y de 7 pulgadas, aunque como en la anterior se puede manejar todo, incluido el sistema MULTI-SENSE de serie en toda la gama.

Además, está disponible un head-up display que proyecta la información sobre un pequeño cristal sobre el cuadro de mandos que una vez acostumbrados resulta cómodo.

MULTI-SENSE

Heredada de los Kadjar y Talisman, MULTI-SENSE es una tecnología que permite personalizar la respuesta del pedal del acelerador y del motor, (y con la caja de cambios automática EDC también el cambio), la firmeza de la dirección, la iluminación del interior e incluso una función de masaje si está disponible.

Pero, además, en las versiones con freno de mano electrónico hay cinco modos de uso para personalizar aún más nuestro coche: Neutro, Sport, Confort, Personalizado, Eco.

6 mecánicas para elegir

El nuevo Megane llegará a los concesionarios en con 6 ofertas mecánicas para elegir. Por el lado de la gasolina habrá un TCe con 100 caballos y otro con 130, mientras que el más potente será también un TCe pero con unos magníficos 205 caballos y caja de cambios de doble embrague EDC muy briosos en el modo Sport y más dulcificados en el modo Confort.

En cuanto a los diésel, éstos partirán de un dCi de 90 caballos, un segundo escalón con 110CV y un tercero con 130 caballos hasta que llegue a mediados del año que viene una nueva versión con 165 y será el tope de gama diésel.

También Renault ha anunciado para el 2017 una versión híbrida, diésel/ eléctrica que ofrecerá un consumo de 3 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de tan sólo 79g/km.

Lo último en asistentes de seguridad

Como no podía ser de otra manera en un coche recién salido el nuevo Renault Megane llega con todos los sistemas de seguridad y asistencia posibles.

La versión diésel de 130 caballos parece de un segmento superior
La versión diésel de 130 caballos parece de un segmento superior

Y según versiones podremos disfrutar de: Regulador de velocidad adaptativo (ACC), Frenada de emergencia asistida (AEBS), Alerta por cambio involuntario de carril (LDW), Alerta de distancia de seguridad (DW), Alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de las señales de tráfico (OSP con TSR), Detector de ángulo muerto (BSW), Cámara de visión trasera, Cambio automático de luces largas/cortas (AHL), Ayuda al aparcamiento delantera, trasera y lateral e Easy Park Assist (parking manos libres).

Conclusión

Hemos podido realizar unos cuantos kilómetros con la versión GT de gasolina de 205 caballos por carreteras llenas de curvas y hemos disfrutado de lo lindo. El coche en el modo Sport acelera con ganas y se tiene en las curvas con señorío y en autopista sorprende también por la serenidad que aporta incluso a ritmos bastante altos. Además, está bien insonorizado y apenas se oyen ruidos exteriores. También la caja de cambios de doble embrague EDC tiene buena parte de culpa de ese buen sentir y resulta divertido oír como reduce recreando un doble embrague de los de antes.

Además y como novedad en el segmento la versión GT llega de serie con el sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Es decir, las ruedas traseras por debajo de 80 km/h en modo Sport y 60 km/h en los demás modos, giran en sentido inverso a las ruedas delanteras con lo que se mejora el paso por curva.

Alternativas: en este segmento, que vende cerca de 5 millones de coches al año en Europa, las alternativas son múltiples y variadas: Volkswagen Golf, Peugeot 308, Honda Civic, Opel Astra, Ford Focus, Seat León

Precios: la gama se va a escalar en cuatro acabados Life, Intens, Zen y GT Line más una variante denominada Bose y el GT. Los precios partirán con descuentos desde un Megane Life Energy TCe de 100CV por 16.000 euros hasta los 26.900 euros de un GT Energy TCe de 205 caballos.