El nuevo Renault ZOE es capaz de recorrer 300 kilómetros con una sola carga

Renault ZOE 40, ahora sí es una solución

Con una autonomía de 300 kilómetros reales el nuevo ZOE llega para comerse la ciudad y sus alrededores

Lisboa, PortugalActualizado:

Que el futuro de la movilidad urbana va a ser eléctrica está claro como están demostrando el modelo de car2go en la ciudad de Madrid. Otra cosa es la movilidad interurbana, entre ciudades, aquella que ya requiere de una autonomía mayor, aquella que implica mayores desplazamientos. Pero como demuestra el pequeño Renault ZOE 40 cada vez está más cerca.

El Renault ZOE 40 que acabamos de probar, con una autonomía homologada en el ciclo NEDC de 403 kilómetros y una real de alrededor de 300 kilómetros sin andarse con cuidado, es una demostración clara de que las cosas se mueven muy rápido y terminaremos prácticamente todos conduciendo un coche eléctrico.

Renault ZOE 40

Aunque sólo han pasado cuatro años desde el lanzamiento del ZOE, ya ha recibido dos actualizaciones y la última, la que acabamos de probar, de una importancia realmente considerable. Prácticamente ha doblado su autonomía sin apenas modificaciones -tan sólo los 15 kilos de más de la nueva batería- y ahora si puede empezar a ser considerado una alternativa para muchos más conductores. Evidentemente cualquier coche, por pequeño que sea, tiene casi el doble de autonomía y, además, repostar apenas le lleva unos minutos en una gasolinera. Pero los 300 kilómetros reales de autonomía del nuevo ZOE ya son una cifra importante que nos debería evitar esa situación de estrés que se producía con la versión anterior y sus 170km en verano o 115km en invierno.

Ahora y como hemos podido comprobar por tierras lusas el nuevo ZOE 40 casi ha resuelto ese problema. Eso sí, una vez recorridos esos 300 kilómetros tendremos que poner a cargar el coche al menos alrededor de 3horas en un enchufe trifásico o 25 en una toma monofásica de 2,3 kW (10 Amperios).

Más equipado

Además, del aumento de autonomía, los nuevos ZOE pueden llevar más equipamiento que la versión anterior -que se seguirá vendiendo- y también por primera vez y como una muestra de la confianza en su nueva batería, ésta se podrá comprar o seguir con el sistema de alquiler actual.

Así se han establecido cuatro acabados con el básico Entry -audio R-Link, climatizador, regulador-limitador de velocidad, acceso y arranque sin llave- únicamente para la batería de 22kWh y sus 240 kilómetros de autonomía. El siguiente es el Life que ya viene con la batería de 400 km y el mismo equipamiento que el anterior. Intense es el tercer escalón y suma a los anteriores un equipo de radio con audio 3D Arkamys, sensores de lluvia y luces, retrovisores eléctricos abatibles y radar trasero entre otros y por último el acabado de lujo Bose que añade tapicería en cuero, asientos calefactados, radar con cámara de visión trasera y un sistema de audio premium R-Link Bose.

Conclusión

El nuevo ZOE, a pesar del mínimo aumento de peso, se sigue conduciendo con la misma facilidad que el anterior. Tiene, además, los mismos 92 caballos y los mismos 225Nm de par pues mantiene el motor Renault que ya actualizó el año pasado y que se muestra alegre en ciudad y algo más perezoso en carretera, pero más que suficiente para circular al ritmo del resto de coches de nuestro alrededor. Tan sólo le pondríamos alguna pega al sistema de iluminación que se queda bastante corto en carreteras sin alumbrado y a unos asientos algo altos a los que cuesta un poco acostumbrarse. Por lo demás el coche es más que correcto para moverse por la ciudad y su alrededores e incluso hacer una escapada de fin de semana si tenemos la seguridad de poder recargarlo en nuestro destino.