Peugeot 2.0: un scooter eléctrico y conectado con vistas al nuevo servicio de moto compartida de PSA

Con una autonomía de 50 kilómetros, estará a la venta para el público general y flotas, pero será el pilar básico del servicio de «moto-sharing» que el grupo francés presentará a finales de este año en las grandes ciudades españolas

Actualizado:

Un smartphone con dos ruedas. Así podría definirse la Peugeot 2.0, la nueva propuesta de GenZe, el laboratorio tecnológico de PSA (Peugeot, Citroën, Opel y DS) en Sillicon Valley: una scooter eléctrica y conectada en todo momento al teléfono móvil y a internet, por lo que resulta idónea para flotas y para servicios de moto compartida o «moto-sharing».

Por ello, será el puntal básico del nuevo servicio de moto compartida que PSA planea lanzar en las principales ciudades españolas a finales de este año, similar al actual emov pero con scooters, que se podrán reservar y emplear por minutos a través del smartphone.

«Estamos en fase de encontrar inversores para lanzar el servicio este mismo año», ha explicado Francisco Domínguez, director de Peugeot Motocycles, durante la presentación del modelo, que estará también a la venta para particulares a finales de este año con un precio de 4.100 euros.

Sus funcionalidades conectadas la convierten también en una opción interesante para flotas, ya que las unidades pueden controlarse en todo momento a través de una app o de un portal web, sin coste adicional. Además, según Peugeot, su coste de mantenimiento es cercano a cero gracias a la mayor simplicidad que ofrecen los vehículos eléctricos, lo que permitirá ahorrar, durante una vída útil, 1.000 euros en comparación con una motocicleta equivalente de 50cc (precio de venta de ambos modelos incluido).

La Peugeot 2.0 puede presumir de una gran capacidad de carga, gracias a un portaequipajes de 65 o 70 litros, con posibilidad de montar también una caja para el reparto de pizzas. También destaca su sistema homologado para permitir al conductor pueda levantar el sillín para conducir de pie, lo que, junto a su bajo peso, de apenas 100 kilogramos, facilita la maniobrabilidad.

El modelo ofrece una autonomía real de 50 kilómetros, y su batería extraíble de 2Kwh permite una recarga total en tres horas y media o del 80% en dos horas y media. «Es una de las baterías más avanzadas actualmente en el mercado», ha asegurado Jacques Boneville, director general de Peugeot Scooters, «gracias a su sistema de refrigeración mediante cera de abeja, que evita que, en caso de incendio los daños se extiendan más allá de la celda de la batería afectada». Además, la empresa garantiza que mantendrá el 100% de capacidad durante 1.000 ciclos de carga, o 50.000 kilómetros.

La Peugeot 2.0 tiene también una pantalla táctil de TFT de 7 pulgadas para ver la capacidad de la batería y los modos de conducción. Además, cuenta con tres diferentes modos de conducción, que actúan sobre la aceleración para maximizar la duración de la batería: Sport, Eco y Fácil, para recién llegados al mundo de las dos ruedas. Estos últimos, y también las compañías de flotas, que hacen un uso intensivo de los vehículos, agradecerá especialmente los materiales empleados para el chasis: aluminio y pintura Epoxy, de gran resistencia y ligereza.