PEUGEOT TRAVELLER CAMPER

Para el día a día y para disfrutar del tiempo libre

El modelo personalizado está disponible desde los 28.900 euros

MADRIDActualizado:

Los vehículos tipo “camper”, preparados para el día a día en ciudad y carretera y para disfrutar del ocio de fin de semana, están cada vez más de moda. Tan solo en 2018 año han crecido un 30% en ventas, y un 120% en los últimos cinco años.

Peugeot se introduce en lo que hasta ahora era un “nicho” de mercado controlado por Mercedes Marco Polo y Volkswagen California con dos modelos, primero con el Traveller, y a partir de 2019 con el Rifter. Y lo hacen de la mano de Tinkervan, una empresa de Huesca, fundada en 2004, que se encarga de realizar la transformación necesaria en ambos vehículos en un plazo de mes y medio a dos meses.

Basadas en el Traveller y el Rifter Long, modelos polivalentes que destacan por su modularidad y su capacidad de adaptación, manteniendo todas las prestaciones, los equipamientos y las opciones presentes en las versiones “de calle”.

Los detalles del Rifter se conocerán ya durante 2019. De momento, el Peugeot Traveller se va a comercializar con tres tipos de carrocería, de 4,60 a 5,30 metros de longitud, y con capacidad para llevar de 3 a 9 pasajeros.

Esto en condiciones normales, porque tras la preparación a simple vista el vehículo parecerá un coche normal, que se transforma cuando se decide utilizarlo como vehículo de aventura.

El Traveller by Tinkervan ofrece elementos novedosos, como un sistema de climatización totalmente compatible con el techo elevable, o la libre elección del color de la carrocería. Lo mismo sucede con el tipo de tapicería, las funciones de ayuda a la conducción, el navegador 3D Peugeot Connect NAV y los equipamientos estéticos y de confort.

Al heredar las principales características del Peugeot Traveller, su versión Camper es, además, uno de los pocos vehículos de su categoría capaz de entrar en un garaje o en un parking subterráneo, ya que no supera el 1,90 de altura. Pero en tan solo tres minutos se puede transformar completamente, dejando de ser un turismo y convirtiéndose en un camper totalmente equipado.

La oferta incluye cuatro niveles de “camperización”, denominados Happy, Sunset, Sunset + techo elevable y Dreams. Así, podemos partir de una preparación básica que nos deja un espacio de salón y una cama, hasta un vehículo con tres espacios de vida diferenciados: un dormitorio en el techo elevable, una cama sobre el maletero y la fila trasera y un salón, gracias a la mesa plegable y los asientos giratorios, así como numerosos elementos de mobiliario que incluyen una ducha con depósito de agua de 12 litros, o una cocina.

El techo elevable, con 1,98 metros, posee una de las cotas más bajas del mercado en la altura de un vehículo con techo elevable instalado. Destaca por su confort y su luminosidad, gracias a sus amplias ventanas laterales y frontales que pueden abrirse totalmente para bañar de luz el interior, con un aumento de peso de unos 60 kilos. Este techo nos permite tener un auténtico dormitorio con tres ventanas, y un colchón con capacidad para dos personas, de 2x1,30 metros.

Las distintas preparaciones disponibles suponen incrementos en el precio básico del coche desde 2.800 €, y según se aumente el nivel de preparación la tarifa también sumará a la cifra anterior 1.750€, 7.450 o 4.800 € más para el acabado más equipado.

En el apartado mecánico, el Traveller recurre a los motores Blue HDi de 120, 150 y 180 CV de potencia. El precio para el modelo básico y el primer nivel de transformación ronda los 28.900 euros.