Mobile World CongressMinimó, el prototipo urbano eléctrico con batería intercambiable de Seat

Minimó reduce los costes operativos de un coche compartido eléctrico hasta un 50%

MADRIDActualizado:

La apuesta de Seat por la «movilidad del futuro» se llama Minimó, y es un cuatriciclo 100% eléctrico diseñado pensando en los entornos urbanos y teneindo en cuenta las normativas cada vez más restrictivas en materia de emisiones.

Se trata de un vehículo ágil y de tamaño reducido que facilita los desplazamientos en zona urbana y, además, cuenta con un habitáculo cerrado y práctico que aporta seguridad y responde a las necesidades de un mayor número de conductores.

Dispone de un sistema de propulsión con cero emisiones que resuelve el problema del acceso a los centros urbanos con las restricciones más severas en materia de emisiones. Para recargar el vehículo de forma rápida y eficaz, se puede cambiar la batería, así se reduce considerablemente el tiempo de carga en el caso de los clientes privados, y disminuyen los costes operativos para los servicios de uso compartido de coches eléctricos.

Es un prototipo compacto, de 2,5 m de longitud y 1,24 m de ancho, que permite moverse por las calles más congestionadas de la ciudad y aparcar en los espacios más reducidos. Estas dimensiones compactas hacen que el vehículo ocupe 3,1m2, mucho menos que un coche convencional (alrededor de 7,2m2). A diferencia de otros vehículos urbanos, ofrece un manejo cómodo y agradable que permite un desplazamiento único por la vía urbana, ya que dispone de ruedas descubiertas de 17", una posición del asiento similar a un SUV y una extraordinaria amplitud para los pasajeros.

Está diseñado con un habitáculo cerrado, de estética pura y sutil y gran atractivo técnico, que protege a los pasajeros y aporta seguridad; es una opción práctica para moverse por la ciudad en cualquier tipo de condiciones climatológicas.

El vehículo tiene un solo faro delantero que recuerda a las motocicletas, mientras que el diseño de la luz trasera es de inspiración aeronáutica, lo que acentúa su agilidad. El Minimó cuenta con un diseño dinámico, pero también práctico.

Las puertas, asimétricas y batientes, se pueden abrir en los espacios más ajustados. La puerta situada a la izquierda del conductor, de menor tamaño, cede espacio a las lunas del vehículo para mejorar la visibilidad de los pasajeros, mientras que la puerta derecha, de mayor tamaño, facilita la entrada y salida del vehículo.

Es un prototipo compacto, de 2,5 m de longitud y 1,24 m de ancho, que permite moverse por las calles más congestionadas de la ciudad y aparcar en los espacios más reducidos. Estas dimensiones compactas hacen que el vehículo ocupe 3,1m2, mucho menos que un coche convencional (alrededor de 7,2m2). A diferencia de otros vehículos urbanos, ofrece un manejo cómodo y agradable que permite un desplazamiento único por la vía urbana, ya que dispone de ruedas descubiertas de 17", una posición del asiento similar a un SUV y una extraordinaria amplitud para los pasajeros.

Está diseñado con un habitáculo cerrado, de estética pura y sutil y gran atractivo técnico, que protege a los pasajeros y aporta seguridad; es una opción práctica para moverse por la ciudad en cualquier tipo de condiciones climatológicas.

El vehículo tiene un solo faro delantero que recuerda a las motocicletas, mientras que el diseño de la luz trasera es de inspiración aeronáutica, lo que acentúa su agilidad. El Minimó cuenta con un diseño dinámico, pero también práctico.

Las puertas, asimétricas y batientes, se pueden abrir en los espacios más ajustados. La puerta situada a la izquierda del conductor, de menor tamaño, cede espacio a las lunas del vehículo para mejorar la visibilidad de los pasajeros, mientras que la puerta derecha, de mayor tamaño, facilita la entrada y salida del vehículo.