Cupra celebra su primer cumpleaños presentando el prototipo de un nuevo SUV

El nuevo vehículo deja patente el rumbo y la visión de futuro de la marca en cuanto a diseño y tecnología

MADRIDActualizado:

El 22 de febrero, en su primer aniversario como marca independiente de Seat, CUPRA presenta la evolución de sus vehículos de altas prestaciones con un nuevo modelo. Se trata del primer vehículo creado por el equipo de desarrollo específico para la marca CUPRA, un prototipo que reúne las ventajas de los SUV y los coches deportivos.

Este prototipo de diseño cautivador, dinámico y exclusivo, pertenece a un segmento ya de por sí distintivo, pero «responde al deseo de los clientes de contar con un vehículo que destaque todavía más entre los modelos generalistas», explican desde la marca.

«Este prototipo, que sintetiza los valores de CUPRA, es un coche especial, exclusivo, con un diseño espectacular y escultural que hace gala de sus prestaciones y transmite la energía presente en la marca para el desarrollo de la próxima generación de vehículos», afirma Wayne Griffiths, consejero delegado de CUPRA.

Antes de «independizarse» de Seat, la línea CUPRA consiguió una importante trayectoria de éxitos. Es un nombre asociado en el mundo del automovilismo a los coches más deportivos. Nacía en el campeonato del Mundo de Rallys de 1996, en el que un Seat Ibiza Kit Car se proclamó vencedor en la categoría de 2 litros. Este título supuso el espaldarazo para el apellido «Cupra», acrónimo de Cup-racing, que ha acompañado a distintos modelos a lo largo de los últimos 21 años.

Desde entonces hasta la fecha ha habido 15 modelos con el adjetivo Cupra colocado tras el nombre. El último en llevar este sello deportivo, todavía bajo el paraguas de Seat, fue el León Cupra R. Lanzado a finales del año pasado, es el más potente de la historia de la marca, y solo se han fabricado 799 unidades.

El primero, modelo de CUPRA como marca ha sido el Ateca, equipado con motor 2.0 TSI de cuatro cilindros y 300CV.

Este propulsor se conjuga con una precisa caja automática de doble embrague DSG de siete relaciones. De transiciones escalonadas, permite exprimir el rendimiento del motor -cuyo par máximo, 400 Nm, se alcanza entre 2.000 y 5.200 rpm- en situaciones de conducción muy diferentes.

Este motor es mucho más potente que los que ofrece el Seat Ateca, el exitoso SUV en el que se basa, elegido Mejor Coche del Año ABC en 2017, cuyo tope es un 2.0 TSI de 190CV. También es sensiblemente más caro: 44.900 euros, frente a los 34.866 del Seat Ateca FR. Sin embargo, resulta extremadamente competitivo para un vehículo de sus características, muy por debajo de los -escasos- modelos equivalentes en potencia y prestaciones de otros fabricantes.