Audi inaugura con el A8 la línea de sus futuros modelos

El nuevo vehículo incorpora el nivel 3 de conducción autónoma. Desde 97.500 euros, se pondrá a la venta a finales de verano y llegará a los concesionarios en noviembre

BARCELONAActualizado:

Audi inaugura con el nuevo A-8 el futuro de lo que serán sus productos de la próxima década. Un vehículo que se comercializará con el nivel 3 de conducción autónoma, lo que permite que el automóvil se relacione con el entorno y sea capaz de "tomar decisiones" en situaciones de tráfico lento -atascos-, pero que debe de tener la presencia de un conductor porque el sistema puede requerir de su intervención en determinados momentos.

El nuevo Audi llegará a los concesionarios en noviembre, pero su comercialización arrancará a finales de verano con un precio de partida desde 97.500 euros. En principio solo lo hará con dos motorizaciones -3.0 TDi de 286 CV y 3.0 TFSi de 340 CV-, pero está previsto que tenga otras tres -4.0 TDi de 435 CV, 4.0 TFSi de 460 CV y 6.0 TFSi de 585 CV- y en una fase posterior contará también con versiones híbrida y eléctrica. Esta tercera generación del A-8 tiene unas dimensiones muy similares a las de su antecesor, con 5,17 metros de largo -37 milímetros más que el modelo anterior-, 1,95 metros de ancho y 1,47 metros de alto -13 milímetros más-.

El A-8 presenta unas líneas minimalistas, como destaca el diseñador, Marc Lichte, pero que transmite una aire deportivo a pesar de ser una berlina gracias a la parte final del lateral, que recuerda a un coupé. Destaca de forma especial la parte trasera del coche, donde una fina línea de luces LED une los dos pilotos de manera que crea un efecto 3D.

El interior es envolvente, con una alta calidad en los acabados. El salpicadero es una gran pantalla táctil desde la que que controlar todo el coche, como si fuera un gigante smartphone en el que el conductor tuviera todo integrado.

En Audi tienen muy claro que el futuro es la conducción autónoma, como señala Peter Martens, director de desarrollo técnico de la marca alemana. "Los vehículos dispondrán de inteligencia artificial para superar la complejidad del tráfico, conseguir un mundo sin accidentes y con cero emisiones", destaca. Para conseguirlo, el primer paso es el A-8, con nivel 3 de conducción autónoma que permitirá al soltar las manos del volante cuando estemos en un atasco. Tras el A-8, a lo largo del próximo año Audi lanzará nuevas versiones del A-7 y el A-6 que incorporarán la nueva tecnología presentada en Barcelona.

El nuevo A8 es el primer automóvil de producción desarrollado específicamente para una conducción altamente automatizada. El Audi AI traffic jam pilot toma el control de la conducción en circulación lenta, hasta 60 km/h en autovías y autopistas, donde haya una barrera física entre los dos sentidos de circulación. El sistema se activa mediante el botón AI en la consola central. El traffic jam pilot se encarga del arranque, la aceleración, la dirección y la frenada. El conductor ya no necesita supervisar constantemente lo que hace el coche, puede quitar las manos del volante y, en función de las leyes de cada país, centrarse en diferentes actividades proporcionadas por el vehículo, como ver la televisión. Tan pronto como el sistema llega a su límite, requiere al conductor para vuelva a llevar a cabo la tarea de conducir.

El Audi AI traffic jam pilot es revolucionario desde una perspectiva técnica. Durante la marcha en modo pilotado, un controlador central de asistencia a la conducción (zFAS) monitoriza permanentemente el entorno mediante las lecturas de distintos sensores. Además del radar, una cámara frontal y los sensores de ultrasonidos, Audi es el primer fabricante de automóviles que implementa un escáner láser. La introducción del Audi AI traffic jam pilot implica que el marco legal deberá ser aclarado en cada mercado individual, junto con la regulación de su aplicación y el procedimiento de prueba específicos de cada país. Además, será preciso observar en todo el mundo una serie de procedimientos de autorización y sus correspondientes plazos. Por tanto, Audi adoptará una estrategia gradual para la introducción del traffic jam pilot en los modelos de producción.

El Audi AI remote parking pilot y el Audi AI remote garage pilot pueden conducir por sí mismos al A8 para entrar y salir de un lugar de aparcamiento o de un garaje, maniobras supervisadas por el conductor, que no necesita estar dentro del coche. Puede activar la función apropiada mediante su smartphone con la nueva app myAudi. Para monitorizar la maniobra de aparcamiento, mantiene pulsado el botón Audi AI y ver la imagen directa en su dispositivo generada por las cámaras de 360 grados. Una vez que ha finalizado la maniobra, el sistema engrana automáticamente la posición P del cambio tiptronic, para el motor y apaga el contacto.

Hora 25

Durante la presentación del nuevo modelo, que se realizó a nivel mundial en Barcelona, la marca alemana desveló su apuesta por convertir al coche en un aliado del conductor a la hora de conseguir tiempo, lo que han dado en llamar "la hora 25", en una clara alegoría de la importancia que tiene el tiempo en la sociedad actual.

Para ello han buscado soluciones tecnológicas de última generación que pasan por tres conceptos que han llamado "my Audi", "Audi e-Tron" y "Ai".

Con "my Audi" han creado un ordenador central en el interior del vehículo que le permite conectarse con el conductor -sus redes sociales, correo electrónico, mensajería automática...-, con el entorno -otros vehículos y señales de vía- y con cualquier otra información del exterior que le pueda afectar durante la conducción.

El Audi e-Tron es la apuesta por la movilidad sin emisiones que pasa por hacer versiones híbridas y eléctricas de sus modelos, además de integrar otros combustibles menos contaminantes como estarán dentro del proyecto g-Tron, que garantiza un 80% menos de emisiones contaminantes que el diésel.