Los motoristas denuncian las trampas en la carretera como causa principal de accidentes

Marcas de pintura en la carretera, tapas de alcantarillado o baches son los principales elementos de riesgo

MADRIDActualizado:

Un 75% de los motoristas españoles apuntan a las marcas de pintura en la carretera, las tapas de alcantarillado o los baches como los principales elementos de riesgo y causantes de accidentes entre este colectivo. Además, un 65% afirman no sentirse respetados por los automovilistas mientras conducen, aunque un 30% se considera menos prudente que otros conductores.

La seguridad en las carreteras es una de las principales demandas del colectivo de los motoristas en España, y es además una petición que ha abanderado Midas durante su participación en “Vive la Moto”, el salón de referencia de la industria de la moto celebrada del 4 al 7 de abril en Barcelona. La red especializada en el mantenimiento integral del automóvil y la motocicleta señala la existencia de “trampas” en la calzada como la principal causa de accidentes en las carreteras según los conductores de moto en nuestro país, una conclusión que extrae de su Estudio “Radiografía del motorista en España”, elaborado en colaboración con la DGT y Fundación PONS.

En concreto, un 75% de los motoristas españoles señalan a las marcas de pintura resbaladizas, las tapas de alcantarillado o los baches que inundan las vías de nuestro país como los principales elementos que ponen en peligro la vida de los conductores de motocicletas y ciclomotores. Pero no solo un mal estado de las vías influye en la seguridad de los motoristas, ya que más de un 70% también señalan la existencia de ángulos muertos en los que los conductores no ven a los motoristas, la existencia de guardarraíles en carreteras y autopistas, o el hecho de no mantener las distancias de seguridad, como amenazas reales para la seguridad de los motoristas. Otros de los peligros que destacan los moteros españoles son la costumbre de adelantar por la derecha o la mala equipación, es decir, usar cascos de baja calidad o ir sin protecciones.

Según el citado estudio un 65% de los motoristas españoles afirman no sentirse respetados por los automovilistas mientras conducen. De hecho, tres de cada diez motoristas se consideran más sensatos que el resto de conductores a la hora de circular en carretera. Sin embargo, el colectivo motero también hace autocrítica y otro 30% se considera menos prudente que otros conductores. En concreto, hasta un 86% de los motoristas reconocen que en ocasiones pecan de imprudentes a la hora de circular entre los coches en zonas urbanas.

Son los más jóvenes, así como los conductores de vehículos de pequeña cilindrada, los que tienen una opinión más negativa de sí mismos y piensan que los motociclistas son menos prudentes que los automovilistas. Por el contrario, quienes conducen motos de más de 500cc consideran en mayor medida que los motoristas son más prudentes que el resto de conductores.

Respecto a la peligrosidad de las motos, más de la mitad de los conductores (un 56%) consideran que es más peligrosos conducir en ciudad que en carretera. Sin embargo, los motoristas de vehículos de más de 500cc consideran que el peligro está en la ciudad. El estudio revela que son las mujeres y los conductores de ciclomotores los que tienen más miedo a la carretera.

Según Ramón Rueda, Director General de Midas España, “es necesario poner el foco en el diseño urbano y en el estado de las vías para reducir los índices de siniestralidad de las dos ruedas, pero también continuar con la labor de concienciación de todos los conductores con el fin de mejorar la seguridad de los motoristas españoles y fomentar la convivencia en las vías”.

¿Los motoristas respetan las normas?

El estudio elaborado por Midas, DGT y Fundación PONS recoge datos interesantes sobre el respeto a las normas de circulación por parte de los motoristas españoles. Destaca que un 95% de los conductores de moto lleva puesto siempre el casco en trayectos cortos por ciudad. En cuanto al respeto a la señales de circulación, un 63% afirma respetarlas siempre, un 30% lo hace casi siempre, mientras que solo un 7% confiesa no respetarlas. En cuanto a los límites de velocidad, un 46% se ciñe siempre a la normativa en carretera y un 42% casi siempre. En ciudad, un 36% respeta los límites siempre y un 43% casi siempre. El resto de los conductores admiten respetarlos en ocasiones, casi nunca o nunca.

Según el estudio, dos de cada tres moteros españoles son varones y la edad es de 42 años, mientras que un 55% de los motoristas en España son mayores de 40. La mitad de ellos conducen una motocicleta, seguidos de los conductores de scooter (37%), ciclomotores (11%) y otros vehículos de dos ruedas (2%). La mayoría de los españoles poseen una moto de entre 51 y 125cc, seguidos de los conductores de moto de entre 501 y 750cc. Los motoristas recorren un promedio de 140 km a la semana y los que mayor distancia recorren son los conductores de motocicleta. Un 60% de los motoristas recorren la mayor parte de sus trayectos por ciudad, un 24% combinan ciudad y carretera, mientras que solo un 18% lo hace mayoritariamente por carretera.

Del estudio se extrae también que el conductor español viaja en moto por placer, ya que un 60% afirman hacerlo porque disfrutan, especialmente en el caso de los que conducen vehículos de gran cilindrada (más de 500 cc). Un 38% afirman viajar en moto porque les resulta práctico. En cuanto al uso de la moto, tres de cada cuatro motoristas la utilizan para desplazarse al trabajo y casi nueve de cada diez por motivos de ocio y particulares. El 92% de los moteros considera que la facilidad de aparcamiento es la ventaja más importante para usar la moto.

Andalucía y Cataluña, con un 23% y un 21% respectivamente, son las Comunidades con un mayor parque motociclista, seguidas de la Comunidad Valenciana (12%) y Madrid (9%).