La fiscalía de Tokio cree que estos costes formarían parte de los ingresos que Ghosn no declaró al regulador bursátil de Tokio
La fiscalía de Tokio cree que estos costes formarían parte de los ingresos que Ghosn no declaró al regulador bursátil de Tokio - AFP

Nissan pagó 15,5 millones de euros en viviendas a Carlos Ghosn, según medios japoneses

Las transacciones realizadas por una filial en Holanda habría consistido en la adquisición de casas en Río de Janeiro (Brasil), Beirut (Líbano), París y Amsterdam en beneficio del todavía presidente de Nissan y de Renault arrestado ayer

TokioActualizado:

Una filial de Nissan Motor ha gastado 15,5 millones de euros (17,8 millones de dólares) en viviendas para su todavía presidente, Carlos Ghosn, arrestado ayer en Tokio por supuestas irregularidades fiscales, han informado varios medios japoneses. Las transacciones habrían sido realizadas a través de una filial holandesa constituida en 2010 íntegramente por el fabricante nipón aparentemente con fines de inversión.

Ésta habría adquirido viviendas en Río de Janeiro (Brasil) y Beirut, según han apuntado fuentes cercanas al caso al diario económico japonés Nikkei. Según la cadena pública NHK, también se le habrían proporcionado casas en París y Ámsterdam «sin ninguna razón comercial legítima».

La fiscalía de Tokio, que fue la encargada de detener al empresario franco-brasileño de 64 años, cree que estos costes formarían parte de los ingresos que Ghosn no declaró al regulador bursátil de Tokio en los últimos cinco años, según la agencia de noticias Kyodo.

La suma no declarada ascendería a un total de 38,7 millones de euros (5.000 millones de yenes), lo que constituye una vulneración de la normativa de instrumentos financieros de Japón, castigada con penas de hasta 10 años de prisión, una multa de 10 millones de yenes (77.580 euros) o ambas. Según la ley que rige este delito, una empresa podría ser condenada a pagar una multa de hasta 5,4 millones de euros (700 millones de yenes).

Acuerdo con la Fiscalía

De acuerdo con los medios locales, la fiscalía y Nissan habrían firmado un acuerdo de negociación para que las autoridades no acusen al fabricante o presenten cargos que conlleven penas menores para los sospechosos o acusados si cooperan con la investigación.

Nissan ha evitado hacer comentarios al respecto por considerar que «es demasiado pronto», ha declarado un portavoz, mientras que esperan que haya más información en los próximos días.

La supuesta infracción conllevará, de momento, el cese de Ghosn como presidente del grupo, una medida que se espera que se produzca el jueves junto a la destitución como director representativo de Greg Kelly, quien se cree que supervisó las transacciones.