El director de Relaciones Institucionales de SEAT, Ramón Paredes, posa con el premio "Mejor coche del año 2017" por el SEAT Ateca, junto al director de ABC, Bieito Rubido, y el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos

El Gobierno confía en que se fabriquen tres millones de vehículos el próximo año

Luis de Guindos destaca que las exportaciones del sector del motor supondrán 34.000 millones a cierre de 2016

Actualizado:

El Premio ABC al Mejor Coche del Año celebró en la tarde de ayer una edición especial, cargada de simbolismo. El galardón más prestigioso de la automoción en España, patrocinado este año por Galp y Goodyear, cumple 45 años. El Renault 5, vencedor en el año 1972, inauguró una nutrida nómina en la que están presentes los modelos que han marcado el sector español de la automoción a lo largo de casi medio siglo. El último en integrar el palmarés ha sido el todocamino (SUV) SEAT Ateca, cuya elección se conoció anoche tras un nuevo proceso de elección en el que intervienen, como resulta tradicional, los periodistas especializados de los principales medios del país y, por primera vez, los propios lectores, que pudieron emitir sus votaciones a través de la página web mejorcoche.abc.es.

En la gala se dieron cita los principales representantes del sector. El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, fue el encargado de entregar el premio, junto al director de ABC, Bieito Rubido, al representante de la firma automovilística española, Ramón Paredes, vicepresidente ejecutivo de relaciones gubernamentales e institucionales de SEAT y del grupo Volkswagen en España. El directivo se felicitó de que el todocamino diseñado en la histórica planta de Martorell (Barcelona) haya logrado ser un «profeta en su tierra» y destacó que el nuevo modelo, el primer SUV fabricado por la firma española, ya se ha convertido en el tercer pilar de la marca, al lado del Ibiza y el León. Este último, además, fue reconocido ABC Mejor Coche del Año en 2014.

En las pasadas ediciones, eran los periodistas especializados del mundo del motor los encargados, en exclusiva, de designar el coche ganador. A partir de este año, el proceso se desarrolla en tres fases. Primeramente, el equipo de especialistas de ABC presentaron una lista de 10 candidaturas. En segunda ronda, los internautas redujeron este listado a 5 por medio del voto "online". La decisión final, por su parte, le correspondió a un jurado formado por 33 periodistas de referencia del sector del automóvil. El notario encargado de recopilar las valoraciones dio ayer a conocer el recuento en directo, tras una elegante y sugerente actuación de "sand art" que reflejó la evolución histórica y los vínculos entre la centenaria cabecera y el sector del automóvil.

El Ateca se impone a los otros cuatro modelos que superaron la criba de los lectores: el Peugeot 3008, el nuevo Citroën C3, el Kia Niro y el Alfa Romeo Giulia. En la primera fase, además de los citados, figuraron el Fiat Tipo, Hyundai Uniq, Infiniti Q30, Renault Megane y Volkswagen Tiguan.

Caminos paralelos

El sector afronta la conclusión de un ejercicio 2016 en el que, a falta de que se conozcan los datos de diciembre, ya se ha superado el millón de matriculaciones. En concreto, de enero a noviembre –últimos datos disponibles desde la patronal de los fabricantes (Anfac), vendedores (Ganvam) y concesionarios (Faconauto)– se matricularon 1,05 millones de turismos. «Hay un paralelismo entre la economía española y el sector del automóvil. En los tiempos más difíciles de la crisis, generaba confianza sobre el conjunto de la economía española», subrayó De Guindos, quien recalcó que el sector ha tenido tradicionalmente un «mejor comportamiento que la economía nacional». Este hecho obedece, sobre todo, a la evolución de la economía exterior, puesto que si hay una industria que ofrezca un ejemplo «paradigmático» de la capacidad exportadora de la economía española esa es la del motor.

«Este año, hasta octubre, las plantas españolas han producido 2,5 millones de vehículos y seguramente llegaremos a los 2,7 millones», avanzó el ministro de Economía, quien expuso las previsiones del Ejecutivo para el próximo ejercicio, una cifra que coincide con el objetivo de producción que se habían marcado las factorías españolas. «El año que viene no es impensable alcanzar los 3 millones».

De Guindos ensalzó la importancia del automóvil en la balanza de pagos españolas: según los cálculos del Ministerio de Economía, el sector supondrá un volumen de 34.000 millones de exportaciones este año, ya que la gran mayoría de lo que se produce en España –el 85% del total– se vende fuera de nuestras fronteras. .

Mientras tanto, el mercado español sigue demostrando fortaleza, con un crecimiento del 11,1% en el acumulado del año, si bien el agotamiento desde el pasado verano de los incentivos a la compra de vehículos más eficientes, como el PIVE o el Movea (para impulsar la adquisición de automóviles que emplean energías alternativas), ha lastrado el segmento de particulares. De hecho, durante el pasado mes de noviembre este canal de ventas apenas repuntó un 3,9%, frente al incremento del segmento de empresas (28,6%) y "rent a car" (alquiladoras), con una subida durante este mismo mes del 42,9%.

Reto tecnológico

De manera unánime, el sector pide nuevas ayudas al Ejecutivo con el fin de apuntalar la estadística de matriculaciones y renovar uno de los parques automovilísticos más envejecido en Europa, por el que aún circulan ocho millones de vehículos con más de 15 años. De Guindos se limitó a indicar que «el Gobierno siempre está dispuesto a compartir la responsabilidad tecnológica del sector» ante los importantes retos que debe encarar, como la articulación de un «modelo energético más sostenible e incorporar las nuevas tecnologías digitales», un campo en el que el automóvil «debe jugar el papel de modelo innovador».

Y aunque «España es hoy una economía competitiva» y el Gobierno espera que la «inercia de crecimiento» del PIB del cuarto trimestre del presente año , en el que se mantendrá un ritmo similar al de los trimestres anteriores (3%), guíe 2017 persisten algunos desafíos, escenarios de incertidumbre como el Brexit, y un cierto horizonte de auge del proteccionismo mundial. Todos ellos pueden hacer mella. «El actual escenario favorable no permite conformismo ni complacencia. Existen retos importantes en un momento económico de confusión. Si hay un producto global ese es el del automóvil», advirtió. «Tendremos que afrontar la necesidad de aumento de producción y empleo de calidad. Los mayores retos son los externos, no internos, quizá», concluyó.