El presidente electo de Ucrania, Volodímir Zelenski, a su llegada hoy al Parlmento
El presidente electo de Ucrania, Volodímir Zelenski, a su llegada hoy al Parlmento - EFE

Zelenski toma posesión como presidente de Ucrania y disuelve el Parlamento como primera medida

El cómico, que arrasó con un 73% de los votos en las elecciones del 22 de abril, exige a Rusia que libere a los prisioneros capturados en la región de Donbass como condición para dialogar

Corresponsal en MoscúActualizado:

Volodímir Zelenski, que debe su fama a su actividad como cómico, actor y estrella televisiva, acaba de tomar posesión del cargo de presidente de Ucrania justo un mes después de su apabullante victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 21 de abril. Ganó a su rival, el presidente saliente, Petro Poroshenko, con un 73,22% de los votos frente al 24,45%.

En una ceremonia solemne en el hemiciclo de la Rada Suprema (Parlamento), Zelenski juró el cargo sobre la Constitución y la Biblia, recibió los símbolos del poder presidencial y pronunció un discurso de algo más de 20 minutos durante el que anunció la disolución de la Cámara. Es ya el sexto presidente de Ucrania desde que el país se desgajó de la Unión Soviética en 1991.

«¡Queridos diputados! Hoy no habrá fiestas, vamos a trabajar. Les pido mucho que adopten una ley derogando la inmunidad parlamentaria, otra que persiga por lo criminal el enriquecimiento ilícito y también un nuevo código electoral, que esperamos desde hace tiempo, de listas abiertas», dijo el nuevo jefe del Estado ante los legisladores. Les dio dos meses para acometer estas reformas.

Les exigió también la destitución inmediata del director del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, los servicios secretos), Vasili Gritsak, del fiscal general, Yuri Lutsenko, y del ministro de Defensa, Stepán Poltorak. «Hagan todo esto para ganar puntos de cara a las elecciones anticipadas», y añadió a continuación «¡disuelvo la Rada Suprema!», medida discutible, ya que algunos juristas ponen en cuestión que el presidente disponga de prerrogativas para ello en el momento actual.

En su alocución, Zelenski se puso como meta lograr la reunificación de Ucrania, recuperando los dos territorios rebeldes del este del país, Donetsk y Lugansk, y Crimea, península que Rusia se anexionó en marzo de 2014. Dijo que, como condición previa a cualquier diálogo con Rusia, «deberán ser liberados todos nuestros prisioneros», tanto los capturados en Donbass como los encarcelados en Rusia.

Ya en el exterior del Parlamento, Zelenski saludó a los ciudadanos congregados en la calle, pasó revista a las tropas, saludó a los miembros de la cúpula de las Fuerzas Armadas, presenció el izado de bandera y acudió en el Palacio a una recepción ofrecida a los representantes extranjeros presentes y miembros del cuerpo diplomático.