El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su llegada al aeropuerto de New Jersey
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a su llegada al aeropuerto de New Jersey - REUTERS

Trump tacha de «ridículos» los fondos que EE.UU. destinaba a estabilizar Siria

El Departamento de Estado ha anunciado que va a «redirigir» los 230 millones de dólares anuales con los que respaldaba iniciativas de recuperación en las áreas liberadas del grupo terrorista Estado Islámico

WashingtonActualizado:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha calificado este sábado de «ridículos» los fondos que su país destinaba a la estabilización de Siria y que el viernes se anunció que serán dirigidos a otros menesteres.

«Estados Unidos ha acabado con el ridículo pago anual de desarrollo de 230 millones de dólares a Siria. Arabia Saudí y otros países ricos en Oriente Medio comenzarán a hacer pagos en lugar de Estados Unidos. Quiero desarrollar Estaos Unidos, nuestro ejército y los países que nos ayudan», dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Este viernes, el Departamento de Estado informó de que iba a «redirigir» 230 millones de dólares destinados a la estabilización de Siria para «respaldar otras prioridades clave de la política exterior». La portavoz de dicho departamento, Heather Nauert, justificó que la retirada de los 230 millones ha sido adoptada teniendo en cuenta las contribuciones militares y financieras «significativas» que ha hecho Estados Unidos hasta la fecha y las instrucciones de Trump sobre la necesidad de aumentar el reparto de la carga con los aliados.

Estados Unidos lidera la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, que apoya sobre el terreno a las milicias kurdas. Nauert agregó que el Departamento de Estado ha obtenido desde abril unos 300 millones de dólares en contribuciones y compromisos de sus socios de la coalición para respaldar «iniciativas críticas de estabilización y de recuperación temprana en áreas liberadas del EI en el noreste de Siria». En ese sentido, citó la reciente aportación hecha por Arabia Saudí de 100 millones de dólares y la de Emiratos Árabes Unidos, de 50 millones.