Trump reformará el sistema migratorio de EE.UU. para favorecer el mérito

El presidente quiere reducir el número de visados concedidos a familiares de residentes y a refugiados

Actualizado:

Si la reforma migratoria se aprueba —algo que deberá hacer el congreso, aunque la propuesta venga de la Casa Blanca— se facilitará la concesión de visados y permisos de residencia (‹green cards›) a aquellos extranjeros que tengan estudios superiores, hablen inglés y obtengan ofertas de trabajo por parte de empresas norteamericanas.

Además, se facilitará que aquellos estudiantes extranjeros que estudien en universidades norteamericanas se queden en EE.UU. y no vuelvan a sus países, para no perder talento.

Si la propuesta de Trump cuaja y se aprueba en el Capitolio, se mantendrá el cupo de 1,1 millones de permisos de entrada y residencia, pero la reunificación familiar se limitará a un tercio de esos visados. En este momento, según la Casa Blanca, sólo un 12% de los inmigrantes obtienen permisos de entrada a causa de sus méritos académicos o la excelencia en el trabajo, frente al 67% de Canadá.