La primera ministra británica, Theresa May, en un discurso que ha dado hoy en la Conferenciad de Seguridad de Múnich, Alemania
La primera ministra británica, Theresa May, en un discurso que ha dado hoy en la Conferenciad de Seguridad de Múnich, Alemania - AFP

Theresa May: «No hay posibilidad de un segundo referéndum» sobre el Brexit

La primera minista británica ha descartado que se vaya a dar marcha atrás. También ha pedido un acuerdo de seguridad entre Reino Unido y la Unión Europea

MÚNICHActualizado:

La primera minista británica, Theresa May, ha descartado este sábado por completo la convocatoria de un segundo referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea tras la victoria de los partidarios de la separación en el plebiscito de junio de 2016.

«Nos vamos de la UE y no hay posibilidad de un segundo referéndum o de regresar (al bloque). Creo que es importante», ha resaltado May durante su comparecencia en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

«El pueblo británico es del parecer de que, si se toma una decisión, los gobiernos no deberían dar marcha atrás como si se hubieran equivocado», ha añadido en la entrevista posterior a su comparecencia y emitida por la cadena de TV británica Sky News.

Tratado en materia de seguridad

Además, la primera ministra británica ha estimado este sábado que el acuerdo que regulará la relación entre Reino Unido y la Unión Europea tras el «Brexit» quedará más o menos resuelto para finales de 2019, aunque muchos de sus aspectos ya entrarán en vigor a lo largo del año próximo.

También pidió hoy un nuevo tratado en materia de seguridad entre la UE y el Reino Unido para después del «Brexit», ya que una ruptura de la actual cooperación tendría «dañinas consecuencias reales». Argumentó que un acuerdo en defensa entre EU y el Reino Unido precisa «voluntad política», para que «los ciudadanos en toda Europa estén más seguros».

Este acuerdo, agregó, debe mantener la actual cooperación en materia de seguridad, preservar las capacidades desarrolladas en los últimos años, pero manteniendo las respectivas soberanías en el ámbito legal: Londres reconocería al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) aunque éste no tendría jurisdicción en el Reino Unido.