Sánchez blanquea su resistencia a reconocer a Guaidó dando un año de residencia en España a los venezolanos

Tilda a Maduro de «tirano» por responder «con balas a las ansias de libertad»

MadridActualizado:

El Gobierno de España facilitará a los venezolanos la residencia legal en nuestro país durante un año prorrogable a través de la concesión «masiva» de una autorización de por razones humanitarias, según avanzó ayer en el marco de la Comisión de Interior la subsecretaria del Ministerio, Isabel Goicoechea, que subrayó que la decisión ha sido adoptada en Consejo de Ministros.

El anuncio se hace público en medio de la resistencia de Pedro Sánchez a reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y a condenar a Nicolás Maduro, una postura que ha suscitado graves críticas contra el jefe del Ejecutivo español, que ahora estaría intentando blanquear con gestos de última hora hacia los venezolanos. También con declaraciones como la que hizo ayer en República Dominicana, donde Sánchez tildó al dictador de Caracas de «tirano» por responder «con balas y prisiones a a las ansias de libertad».

Como ya expuso este diario el pasado octubre, la dureza del Gobierno del PSOE a la hora de conceder protección internacional a los venezolanos llegados a nuestro país provocó una llamada de atención del Defensor del Pueblo, amén de la acusación del PP, que siempre ha interpretado esa posición como una rendición de Pedro Sánchez a Podemos. Para entonces, en la Administración se acumulaban 25.340 expedientes de solicitud de asilo de ciudadanos venezolanos, según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), se habían concedido solo tres reconocimientos como refugiados en el primer semestre de 2018 y el Ejecutivo había ordenado que, en vez de recibirse las peticiones en todas las comisarías, en Madrid sólo estaría permitido en dos puntos: la de Aluche y la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) de la calle Pradillo. Esa limitación provocó tortuosas esperas en filas interminables solo para pedir cita, que dejaron de darse vía teléfono, y una vez dentro, algunos venezolanos denunciaron intimidaciones, como requisado de sus bolsos o el comportamiento de funcionarios que tachaban de «mentira» sus testimonios de persecución bajo el régimen de Maduro, según aseguraron a ABC desde la Asociación de Formación, Orientación y Ayuda al Refugiado y Emigrante (Foare).

En contra de todo ello, precisamente en este momento en que Pedro Sánchez está siendo cuestionado también por legitimar a Maduro para convocar elecciones, se va a habilitar una «solución genérica» a favor de los venezolanos, en palabras de Goicoechea. « A los venezolanos que no se les conceda asilo y refugio, pero en aplicación de la ley de asilo y refugio, se les permitirá una ayuda humanitaria que les va a permitir estar legalmente en nuestro país», dijo la subsecretaria. La figura exacta, según explicaron fuentes del Ministerio del Interior, es la autorización de estancia o residencia «por razones humanitarias» prevista en el artículo 37 de la norma para quienes vean denegada su petición de asilo, que de otro modo conduciría a su expulsión. Habrá estudio «caso a caso» y este permiso temporal, de acuerdo con las mismas fuentes dará acceso a los venezolanos a derechos como la sanidad o a poder trabajar.