El presidente del Parlamento ruso: «Las mujeres que teman ser acosadas aquí pueden cambiar de trabajo»

Volodin respondía así a las denuncias de acoso sexual lanzadas por varias periodistas contra el presidente del comité de Exteriores de esta cámara, Leonid Slutski

Actualizado:

El presidente de la Duma (cámara baja del Parlamento ruso), Viacheslav Volodin, aconsejó hoy a las mujeres periodistas que si «tienen miedo» de trabajar en esta institución «cambien de trabajo», en respuesta a varias denuncias de acoso sexual.

«¿Para ustedes es peligroso cubrir la Duma? Si es así, cambien de trabajo», fue la recomendación que hizo el máximo responsable de la Duma a las mujeres periodistas que integran el pool parlamentario, a las que felicitó -como es preceptivo en Rusia- por el Día de la Mujer que se celebra el 8 de marzo y en el que es costumbre regalar flores a las féminas.

«En el marco de la campaña electoral (para las elecciones presidenciales del 18 de marzo), representantes de la BBC, de mi querida Dozhd (televisión opositora rusa) y de la televisión georgiana denuncian acoso», señaló Volodin, en referencia a las recientes acusaciones contra un destacado legislador.

Y agregó: «Ahí (en las denuncias) hay dos partes, y ¿qué pasa si durante unas investigaciones se revela que se trata de provocaciones? Si es cierto que te han ofendido, que pidan excusas, y si es una provocación, tendrás que responder por ello».

Volodin respondía así a las denuncias de acoso sexual lanzadas por varias periodistas contra el presidente del comité de Exteriores de esta cámara, Leonid Slutski.

Fue la televisión opositora «Dozhd» la primera en revelar estos casos hace unas semanas, citando a tres periodistas que habían sido presuntamente acosadas sexualmente por Slutski, un legislador del ultranacionalista Partido Liberal Democrático.

En un principio, solo la periodista georgiana Ekaterina Kotrikadze, directora adjunta del canal RTVI, se atrevió a acusar a Slutski de acoso sin esconder su identidad.

Reveló que el incidente ocurrió «hace siete años. Me llevó a su despacho, cerró la puerta e intentó ponerme contra la pared para besarme y tocarme. Me solté y salí corriendo».

Kotrikadze llamó a las otras periodistas a armarse de valor y revelar sus nombres, tras lo cual se sabe que las denunciantes son Daria Zhuk, del canal Dozhd, y Farida Rustamova, del servicio en ruso de la BBC.

Como informó este medio, la propia Rustamova grabó una conversación con Slutski en la que este se comporta de forma poco apropiada, y la grabación está en manos de la redacción.

Las mujeres relataron tocamientos e insinuaciones sexuales, una de ellas afirmó que el diputado le propuso darle declaraciones en su casa por la noche, y una tercera aseguró que Slutski prometió acudir al plató televisivo si accedía a cenar con él, y una vez en el programa intentó besarla en la boca.

El líder del partido de Slutski y candidato a la presidencia rusa, el histriónico Vladímir Zhirinovski, dijo, al ser preguntado sobre estos casos que se ocupará del asunto «cuando pasen las elecciones».

Las tres periodistas presentaron finalmente sus denuncias formalmente ante la comisión de Ética del Parlamento.