Pedro Rodríguez - De lejos

Ausente sin permiso

Los presidentes de EE.UU. tienen que ofrecer consuelo

Pedro Rodríguez
Actualizado:

Dentro de la peligrosa excepcionalidad instalada en la política de EE.UU., se tiende a olvidar algunas de las difíciles responsabilidades -no escritas en la Constitución pero igualmente de obligado cumplimiento- que deben asumir los ocupantes de la Casa Banca. Entre estos deberes informales pero fundamentales destaca la expectativa de ofrecer consuelo ante grandes tragedias nacionales. Esta función, que consiste más en demostrar empatía que en cumplir con protocolos funerarios, resulta tan relevante que hasta existe para describirla una expresión en la jerga presidencial: «Consoler-in-chief».

Este papel relativamente nuevo para los presidentes de EE.UU. no solamente supone hacer frente al reto emocional de expresar condolencias, comunicar respeto y ofrecer solidaridad. Es también una oportunidad para ejercitar poder ejecutivo y liderazgo

Pedro RodríguezPedro Rodríguez