El patinazo antológico de Trump con un trabajador del metal

El presidente de Estados Unidos desató con su confusión las risas de los asistentes a un encuentro en la Casa Blanca

Actualizado:

Donald Trump protagonizó este jueves un patinazo de antología. Tuvo lugar este jueves durante un encuentro en la Casa Blanca con trabajadores del metal, uno de los sectores sociales que auparon a Trump a la presidencia de Estados Unidos y con los que busca a menudo gestos de complicidad. Su error desató las carcajadas de los asistentes y rompió la solemnidad de las intervenciones.

La recepción se produjo precisamente para presentar la imposición de unos nuevos aranceles del 25% para la importación de acero y del 10% para la de aluminio, con los que el mandatario norteamericano avanza hacia la guerra comercial con el resto del mundo.

En las imágenes que han podido recoger las cadenas de televisión, se ve a uno de los empleados agradecer a Trump la oportunidad que le ha brindado. A continuación, el presidente de un sindicato de trabajadores siderúrgicos de Pensilvania, Scott Sauritch, contó la historia de cuando su padre perdió su trabajo en la década de 1980 como consecuencia de las importaciones de acero barato. «Lo que eso provoca a un hombre con seis niños es devastador», apuntaba Sauritch con seriedad. «Nunca olvidaré que, mirando a sus ojos en mi casa, lo que hace a una familia».

«Herman está mirándote desde allá arriba»

«Para Herman Sauritch tu historia no acabó. Y para toda la gente que represento en mi sindicato, no quiero verlo nunca más de nuevo», expresó, antes de concluir dando las gracias al presidente por esa oportunidad y por lo que estaba haciendo con ellos.

A continuación tomó la palabra Trump, que preguntó desde el atril: «¿Herman es tu padre?». Al asentir el sindicalista, el presidente se puso solemne y, elevando la vista hacia el cielo, dijo: «Bueno, tu padre Herman está mirandote desde allá arriba, y está muy orgulloso». Sauritch rápidamente le corrigió: «Oh, el está aún vivo...»

En medio de las risas de los asistentes, Trump reaccionó con buen humor a su propia confusión: «Entonces él está incluso más orgulloso de ti», dijo con una sonrisa.